"Mañana lo haré", "hoy no, porque tengo pereza", esto nos pasa muy frecuentemente o "el después lo hago", al final pasa el día y no hemos hecho la tarea o actividades que estaban programadas para ese día, después estamos arrepentidos de no haber aprovechado el tiempo en cosas útiles. Siempre retrasas tus actividades, lo que se conoce como "procrastinación". Sí, suena raro, pero existe esta palabra. Según los científicos es un trastorno del comportamiento, no os preocupéis nos afecta a todos y consiste en postergar aquellas tareas que debemos hacer y siempre estamos evadiendo.

Existen los procrastinadores eventuales, es decir, que su actitud evasiva no se repite siempre, y los procrastinadores crónicos, los que constantemente evaden las tareas. Un ejemplo muy sencillo: hoy tenia que leer un capítulo del libro, pero lo dejo para mañana y me dedico a ver la televisión, chatear por internet con los amigos o cualquier otra cosa menos lo que tenías programado. Lo vemos como algo inofensivo, pero a la larga si continuamos así nos convertiremos en procrastinadores crónicos.

Según los especialistas enumeran tres causas principales que son:

- La evasión, como su misma palabra lo indica, evadir una tarea por miedo al fracaso.

- Por activación, es cuando vas postergando una tarea, hasta que ya no hay mas excusas que tienes que realizarla.

- Por indecisión, son aquellas personas indecisas que tratan de realizar la tarea y se pasan todo el día pensando como hacerla sin tomar una decisión.

Si crees que estas sufriendo este trastorno y quieres solucionarlo puedes hacer esto:

Haz una lista de todas las actividades que tienes que hacer hoy, dale tiempo a todas. No caigas en decir "hay tiempo de sobra " ya que cuando te das cuenta, el día ha terminado y no has hecho nada. Cuando estás haciendo las tareas desconéctate de todo, ya sea del ordenador, del teléfono, apaga la televisión, así evitamos caer en tentaciones, y estaremos mas relajados y tranquilos. Y por último cuando hayas terminado todas tus obligaciones o actividades de tu lista, felicítate, porque nos sentiremos satisfechos de haber sidos productivos en este día.

La clave es cuestión de organizar tu tiempo, enfocándote en realizar las tareas importantes, no pospongas más, comienza hoy a realizar aquellas tareas que estaban acumuladas y verás como te sentirás libre de cargas. Evitemos las distracciones, que son un factor importante para caer en la procrastinación. A mi me ha pasado muchas veces que dejo algunas cosas para mañana, pero después en la noche me arrepiento de no haberlas realizados en su momento. Debemos tener más fuerza de voluntad y ser más estrictos con nosotros mismos. No te olvides que el distraernos es un síntoma muy común de la procrastinación. A veces tiene que ver con la falta de motivación para realizar esa tarea, ya que no disfrutas realizándola, por eso la dejas a un lado y buscas algo más placentero. Ahora en lo que debes enfocarte es en cómo superarla. Puede ser que tengas miedo al realizar esta tarea, o como dije anteriormente no tengas motivación. Puede ser que tu trabajo no te guste y lo estás haciendo por obligación, busca la maneras y formas para que tu trabajo sea agradable. Si las tareas son largas y tediosas busca unos minutos para prepararte un café, o beber algo y así cuando termines de un pequeñito descanso vuelve a la tarea. No dejes las tareas incompletas cuando ya hayas terminado esa actividad o tarea, prémiate por su logro.

Concéntrate en tu objetivo, planifica las cosas que vayas a realizar en el día pero no te sobrecargues de trabajo, haz una lista prioritaria. Se disciplinado y constante aprende a utilizar tu fuerza de voluntad y te darás cuenta que poco a poco superaras la procrastinación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!