El verdadero amor nace en lo profundo de uno mismo y se irradia hacia el exterior abarcándolo todo. Cuando te sientes satisfecho contigo mismo, es más fácil que de tu corazón brote el deseo de compartir la alegría del vivir. Mientras más nos apreciemos y mejor nos relacionemos con nosotros mismos, mejor amaremos y nos comunicaremos con los que nos rodeen. El mundo es un reflejo de lo que pensamos y sentimos. Solo puedes dar lo que tienes, si tienes amor, darás amor y lo recibirás también, al tiempo que sentirás una maravillosa sensación de bienestar.

Vivir en pareja

El amor en pareja es una oportunidad para compartir la aventura de la vida como seres independientes y afines. El sentimiento al que llamamos amor, es la retribución que obtenemos por el hecho de haber amado.

El amar comienza por la actitud, que luego se convierte en una emoción. Busca ayudar en vez de lastimar, ofrecer antes de recibir, elogiar antes que criticar. Muestra siempre tu apreció. Sé amable y pide disculpas cuando corresponda. En la medida en que des, recibirás.

El escuchar sin juzgar es un acto de amor, el que se comunica se está descubriendo a sí mismo. Escuchar y prestar atención es amar. El tratar de cambiar a las personas es un error, no le asignes a tu pareja un papel prediseñado por ti. Quiérete y acéptate tal como eres y has lo mismo con la persona que está a tu lado.

Necesitar a alguien no es quererlo, denota dependencia emocional, tal persona busca fuera la seguridad y la autonomía que cree no poseer en sí misma. Elévate por encima del resentimiento, los prejuicios o las opiniones y solo limítate a amar.

Vídeos destacados del día

Sé tolerante, cuando tu pareja no se ajuste a lo esperabas de ella. No somos perfectos. Elije cuidadosamente tus pensamientos, cuando sean positivos, tolerantes y entusiastas, te sentirás mejor contigo mismo y con los demás.

No hay media naranja ni tampoco existe un alma gemela, son mitos que señalan sentimientos de dependencia. Cada uno de nosotros somos seres únicos, naranjas enteras que por decisión propia decidimos vivir con otras naranjas también completas y enteras.