La #Educación de nuestros hijos es una tarea muy difícil, solo depende de nosotros guiarlos, por el buen camino y tener mucha paciencia. Desde pequeños los niños son excelentes imitadores, tienen a imitar nuestra conducta sea buena o mala, por eso el niño se fijará en todo lo que hacemos, como le podemos exigir a nuestros hijos que tengan buenas costumbres si nosotros no lo practicamos, los padres estamos construyendo la moral de nuestros hijos por eso debemos ser ejemplo para ellos. El exceso de mimos también es malo porque a lo largo serán niños inseguros.

Hay que educarlos con disciplina, diálogo y confianza. Debemos recordar que cada hijo es un mundo diferente y no podemos compararlo con sus hermanos.

Los niños viven expuestos a influencias externas tales como los amigos, grupos sociales, las tecnologías como el ordenador, la televisión, internet, los juegos, esto hace que los niños sean receptores de información que a veces no es apropiada para su edad. Por eso debemos estar pendientes de ellos.

La adolescencia es una etapa muy complicada ya que el niño sufre cambios físicos, psicológicos, y de conducta, ya se sienten mayores se vuelven tercos y quieren hacer lo que ellos desean. Es aconsejable pasar mas tiempo junto a ellos, mostrando amor y respeto. En esta etapa es muy primordial la comunicación, debemos crear un vínculo afectivo con nuestros hijos y mantener una relación sana.

Evitemos gritos, insultos, ya que estos son enemigos del entendimiento, lo único que trae es alejar a nuestros hijos de nosotros, a veces muchos padres llevados por la ira, se dice palabras sin pensar de esta manera lastimamos a nuestros hijos, cuando surja un conflicto debemos tranquilizarnos, buscar soluciones y arreglarlo de una manera pacífica y mantener un clima de respeto.

Vídeos destacados del día

Es necesario sancionar a nuestros hijos cuando hayan cometido alguna falta grave, evitar castigos corporales esto no es la solución, puede ser un castigo el no salir un fin de semana, o no ver televisión, o alguna actividad que a nuestro hijo le guste.