Aunque este año el verano está haciendo su entrada muy tímidamente con cambios de temperatura que le dejan a una pasmada, lo cierto es que todos, al llegar junio, sufrimos un cambio de ánimo que nos empuja a soñar con exóticos destinos de vacaciones, con probar nuevas actividades, con hacer algún curso, con leer esos libros que tenemos pendientes, con alargar los días hasta la madrugada...


A los que puedan fugarse a algún destino de ensueño ¡enhorabuena! pero si este verano te toca quedarte en la ciudad, ¡enhorabuena también! Existe un enorme abanico de actividades para disfrutar del verano en la ciudad y aquí estoy para recordaros algunos de ellos:


Empecemos por las cosas que se puede hacer gratis:
  • Saborear un pic-nic en tu parque favorito.
  • Sentarte con ese libro que te tiene enganchado/a bajo un árbol.
  • Visitar una exposición; las hay de todo tipo y muchas son gratuitas.
  • Salir a pasear en busca de espectáculos callejeros de magia, teatro, música, circo, baile...
  • Visitar algún festival de los que inundan pueblos y ciudades de ambiente y alegría, como los medievales, los de teatro callejero, de música, títeres...
  • Acudir a una tertulia literaria en algún café o centro cultural.
  • Realizar un curso o taller en el centro cívico de tu barrio.
  • Hacer voluntariado en colonias urbanas, refugios de animales, residencias de ancianos, centros de conservación de flora y fauna... Para algunas de las tareas no son requeridos títulos formativos y nunca es tarde para aprender cosas nuevas a través de una labor gratificante .
  • Diviértete con un monólogo o un conciertos en directo en un bar. Cada vez son más los bares que se apuntan al carro de ofrecer espectáculos en directo para atraer clientela (sólo tienes que pagar tu consumición).

Para estar informado de todas las actividades gratuitas de tu ciudad/comarca, puedes visitar la agenda cultural de la página web de tu ayuntamiento.

Evidentemente, cuando contamos con un presupuesto más amplio, nuestras opciones de ocio urbano aumentan, ya que podemos, además de lo anterior:

  • Disfrutar de un refrescante día de sol y agua en la piscina.
  • Ir al cine, al teatro, a un musical, a un concierto, a un festival de música o de teatro, a nuestro museo favorito...
  • Regalarnos una cena en restaurante.
  • Darnos una sesión de spa y masaje.
  • Hacer cursos de todo tipo, desde fotografía y cocina hasta de automaquillaje y cultivo ecológico.
  • Hacer una excursión de fin de semana.
  • Saborear una cata de vino.
  • Subir nuestra adrenalina en un parque temático o de atracciones.
  • Realizar alguna actividad con los más pequeños de la casa.
¡Las alternativas son interminables!


Para no pagar de más, os aconsejo visitar alguna de las páginas web de ofertas que han proliferado tanto en los últimos años. En estas webs puedes encontrar todo tipo de ofertas de ocio urbano. Aquí os dejo algunas de ellas:


Atrapalo.com, Groupon, Offerum.com, Groupalia.com, Notengoplan.com, Ticketea, Letsbonus, Vivirvip (en algunas tendréis que registraros primero, es decir, tendréis que dar vuestro e-mail y vuestro nombre).


Si te aburres en verano en la ciudad ¡es porque quieres!
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!