Durante miles de años el ser humano ha satisfecho su gusto por el sabor dulce a base de fruta fresca, miel y fruta seca que como alimentos naturales no solo contienen azúcares sino también vitaminas, minerales, enzimas, ácidos orgánicos, proteínas, agua, etc.
Sin embargo hoy se ha sustituido esta dieta dulce, natural y sana por la sacarosa que contiene el jugo de la caña de azúcar mediante unos procesos absolutamente químicos.
El resultado de este proceso todos lo sabemos, se llama azúcar blanco refinado y aquí os presento ocho poderosas razones avaladas por cientos de estudios nutricionales por las cuales deberíamos evitar al máximo su consumo pero a la vez potenciando el consumo de alimentos naturales como los anteriormente mencionados.
Aunque podríamos poner muchas más, estas son ocho poderosas razones por las que plantearse seriamente seguir o no consumiendo este veneno blanco.


  1. Cuando consumimos azúcar (sacarosa) el sistema inmunológico se debilita durante 6 horas, lo que nos hace más vulnerables a los gérmenes, virus y bacterias nocivas. (Mónica Gómez, terapeuta holística)
  2. El alto consumo de azúcar puede ser (entre otras cosas) el principal culpable de la mayoría de las enfermedades que azotan nuestra sociedad: diabetes, obesidad, cancer, alzheimer, etc(Mónica Gómez, terapeuta holística)
  3. Los azúcares refinados son el combustible favorito de tumores y células del Cáncer. (Patrick Quillin, Nutrition Times Press, 1998)
  4. El azúcar puede envejecer nuestra piel puesto que cambia la estructura del colágeno. (Dr. Mercola)
  5. Crea un estado de adicción similar al de las drogas como la nicotina o el alcohol. (Dr. Bruker)
  6. Acidifica el organismo de tal manera que perdemos calcio de los huesos creando osteoporosis. (Dr. Bruker)
  7. Grandes compañías de bebidas gaseosas, colas, zumos y alimentos procesados, añaden a sus productos grandes cantidades de azúcar refinado para hacer de los consumidores verdaderos adictos. (Dr. Bruker)
  8. El azúcar refinado obtiene su blancura gracias a sustancias químicas como el ácido fosfórico lo que provoca que el corazón y el hígado se vean afectados al intentar metabolizar esta terrible sustancia química. (Dr. Germán Alberti)

Hoy día tenemos a nuestro alcance toda la información nutricional necesaria para tomar decisiones que afectan directamente nuestra salud... depende de cada uno de nosotros elegir una alimentación más acorde con la naturaleza o mirar hacia otro lado y seguir por el camino que nos marca la industria alimentaria sin escrúpulos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!