En los días que corren con tanta crisis y cismas sociales, lo único que nos faltaba era que se produjeran en nuestros centros educativos enfrentamientos entre las asociaciones de padres y la dirección de los mismos.

En muchos de los casos la política está interviniendo de manera exagerada en la aprobación de objetivos comunes en beneficio de nuestros menores interfiriendo en su educación. Yo como adulto y tutor de un infante de corta edad, solo quiero lo mejor para ella y por consiguiente lo mejor para el resto.

Por eso pido a las asociaciones y direcciones de los centros educativos que se dejen de politizar e inculcar ideas políticas a nuestros hijos, ya que eso es trabajo de los padres y no de los tutores. Señores los niños, niños son. Dejémosles que disfruten de su infancia y seamos nosotros quienes el día de mañana les expongamos las diferentes posiciones y tengan ellos mismos la libertad de elección.

Tenemos que potenciar su futuro, no les pongamos más obstáculos. Son nuestro futuro y de ellos depende que nuestro sistema pueda llegar a cambiar en algún momento, dejemos de echar la vista hacia un lado y de culpar solamente a la clase política o a nuestros regentes, asumamos nuestra responsabilidad en la educación de nuestros niños y actuemos en consecuencia para mejorar el sistema educativo, esforcémonos para darles loa conocimientos apropiados y no llenar sus cabezas con ideas que ni siquiera deben o tienen que aprender aun.

Dejémosles que vuelvan a sus muñecas y juegos de vaqueros. Démosles de nuevo su infancia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más