Atrevido, original, peculiar o creativo son tan sólo cuatro adjetivos con los que se puede describir a uno de los directores más productivos de la industria americana. Con un ritmo vertiginoso de una película por año, Woody Allen, además de director, guionista, productor y actor, saca tiempo para escribir libros como "Cómo acabar de una vez por todas con la cultura" o dar conciertos de saxofón.

En el territorio de director, que es el que más ha desarrollado, ha lanzado y consolidado las carreras de numerosos actores, que incluso aceptan los papeles sin haber hablado previamente con él, como es el caso de Owen Wilson, que conoció al director cuando viajó a París para iniciar el rodaje de "Midnight in Paris", su película más aclamada y taquillera de los últimos años.

De su trabajo en el Cine, se le puede reprochar el ser un tanto irregular con sus películas, pero con el vertiginoso ritmo de producción que lleva, lo anormal sería que todas sus obras fueran intachables. Su última película, "Blue Jasmine", argumentalmente no es muy potente, pero, en cambio, esto lo solventa la magnífica interpretación de Cate Blanchett, por la que obtuvo este año el Oscar a la Mejor Actriz.

Entre sus películas más flojas, para mi gusto se encuentran "Vicky, Cristina Barcelona", "A Roma con amor"y "Conocerás al hombre de tus sueños"; mientras que entre las más aclamadas y celebradas tenemos "Annie Hall", " Misterioso asesinato en Manhattan", "Ladrones de medio pelo", "Match Point", "Si la cosa funciona" y la ya mencionada "Midnight in Paris".

Su próxima película será "Magic in the Moonlight", ambientada en Francia en 1920.

Vídeos destacados del día

Su fecha de estreno en USA es en julio de 2014 y en España tiene previsto su estreno el 5 de diciembre de este año.

La dedicación al cine y el estar de cara al público durante tantos años, a parte de su genialidad, ha hecho que nos deje algunas frases para ser recordadas. Aquí una recopilación de algunas de ellas:

  1. Mi forma de bromear es decir la verdad. Es la broma más divertida.
  2. Las cosas no se dicen, se hacen, porque al hacerlas se dicen solas.
  3. La vocación del político de carrera es hacer de cada solución un problema.
  4. El sexo sin amor es una experiencia vacía. Pero como experiencia vacía es una de las mejores.
  5. El miedo es mi compañero más fiel. Jamás me ha engañado para irse con otro.