Los supervivientes al atentado de la pasada semana en la sede de Charlie Hebdo, ayudados de todos sus colaboradores, han decidido que la primera portada tras la barbarie que acabó con el asesinato de gran parte de la redacción sea protagonizada de nuevo por Mahoma. En esta ocasión el profeta aparece cogiendo un cartel en el que se lee 'Je suis Charlie'.

Este es el primer número tras el asesinato a cargo de dos terroristas de ocho de sus periodistas, el director de Charlie Hebdo y su director, Charb, y consta de de tan solo ocho páginas -en lugar de las tradicionales 16 de este semanario satírico- del que saldrán a la venta en una edición especial tres millones de ejemplares.

La portada, firmada por el dibujante Luz, va acompañada de un conmovedor titular en el que la redacción ha optado por dejar al lado la ira y la impotencia propia de un momento tan delicado y triste como el que han atravesado en los últimos seis días, indicando 'Tout est perdoné' (Todo está perdonado).

El abogado del semario, Richard Malka, ya informó hace unos días que este número contendría caricaturas de Mohama, al igual de que de otros líderes políticos y religiosos, como ha venido siendo habitual en la historia de esta publicación, así como que "nunca vamos a ceder. Si no, nada de esto tendría sentido".

En relación a la espectacular tirada del primer número de Charlie Hebdo tras la masacre del pasado miércoles, Malka indicó que, debido a la avalancha de ejemplares en toda Francia, pero también del resto de Europa y del mundo, han decidido pasar de los habituales 60.000 ejemplares a tres millones que el miércoles saldrán a la venta y que prometen agotarse en cuestión de minutos.

Tanto es así que en internet son miles los internautas que tratan de hacerse con un ejemplar que ha sido calificado como histórico y del que podrían llegar a pagarse cantidades desorbitadas, a tenor de lo que se puede leer en distintos foros en los que ciudadanos de todo el mundo tratan de organizarse para que algún galo compre y les envíe este primer Charlie Hebdo tras el atentado que cambió la historia del semanario y del país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!