La litiasis renal, nefrolitiasis o "piedras en el riñón" como se conoce comúnmente es una enfermedad que padece ya el 10% de la población. La enfermedad se desarrolla al presentar cálculos en el riñón o en las vías urinarias, tales como los uréteres y la vejiga. Afecta mayormente a los varones y su incidencia aumenta a partir de los 50 años de edad. Además, la enfermedad se desarrolla más comúnmente en personas con hábitos de vida sedentarios o en pacientes con gran exposición al calor.

La síntomas clínicos que pueden presentar esos pacientes varían según tamaño, composición química y situación del cálculo o "piedra".

Debemos estar alerta si nosotros, algún familiar o conocido cercano presenta los siguientes síntomas que caracterizan a la enfermedad litiásica renal para trasladarlo a un hospital cuanto antes: Cólico nefrítico (dolor punzante, agudo y de intensidad alta que comienza en la zona lumbar y se irradia a la zona genital), dolor lumbar y hematuria (sangre en la orina).

Pues bien, un estudio que ha sido publicado en el PLOS One y que ha sido dirigido por Félix Grases, investigador de la Universidad de las Islas Baleares, demuestra que la teobromina, una sustancia contenida en el chocolate y que pertenece a la misma familia que  la cafeína, impide la formación de cristales.

Sin embargo, es la única sustancia de esa familia que impide el desarrollo de dichos cristales.

Según la composición del cristal que provoque la enfermedad, el tratamiento será distinto, debido a que hay varios tipos con diferente composición química que producen la enfermedad, entre los que encontramos: los cristales de oxalato cálcico y fosfato cálcico, que son los más frecuentes. Su formación puede ser causada por diferentes causas, entre las cuales, las más conocidas y frecuentes son el beber poca cantidad de agua o ingerir una cantidad elevada de calcio en la dieta.

El estudio concluye asegurando que comiendo una cantidad de 20 gramos diarios de chocolate negro la probabilidad de sufrir la enfermedad se reduce. Sin embargo, existe un problema para los diabéticos y las personas obesas, y es que un consumo continuado de azúcares como los que contiene el chocolate conllevaría un efecto perjudicial para el tratamiento de su enfermedad. Por ello, los científicos del estudio han desarrollado y patentado unas cápsulas que contienen exclusivamente teobromina para que, de esta manera, éstas puedan ser tomadas como complemento dietético.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!