Según ha informado la cadena ABC, en el transcurso de un funeral, un hombre salió de entre los arbustos, se sentó en el asiento del conductor del coche fúnebre y arrancó. Dentro del coche aún estaba el féretro con el difunto dentro. El hecho ha ocurrido en Blue Mountains, en las afueras de Sidney, Australia.

Los familiares del fallecido consiguieron bloquearlo con otro coche, al meterse éste en un callejón sin salida e intentar dar marcha atrás. Allí lo retuvieron hasta que vino la policía, la cual informó que esta persona sufría demencia y estaba siendo buscada al haber desaparecido esa misma mañana de la residencia donde estaba.

El hombre de 49 años, al ser retenido alegó a los familiares del difunto que necesitaba el coche para ir al hospital. Antes de ser devuelto a la residencia de la que se desapareció, fue sometido a una revisión médica y los familiares del fallecido por fin pudieron celebrar el funeral tranquilamente.

Aquí en España también somos víctimas de los pocos escrúpulos de los amigos de lo ajeno. Cementerios como el de Alicante, hace algún tiempo experimentaron numerosos robos en los Coches, mientras se celebraban los entierros. Cementerios como este, suelen estar en sitios alejados y solitarios, lo que favorece al trabajo de los cacos.

A veces uno se hace pasar por familiar para vigilar y mientras otro aprovecha para asaltar los coches.

En otras ocasiones aprovechan cuando alguna mujer apoya el bolso en el suelo para poner flores o limpiar la tumba. En el periodo de un año han sustraído más de una treintena de bolsos.

Recientemente se ha producido una oleada de robos en el cementerio de Ponteareas, Pontevedra. En esta ocasión se llevaron plantas y flores de los panteones.

También hubo varios actos de vandalismo dentro del cementerio. No solamente ha habido robos, se cree que han podido realizar dentro del recinto extraños rituales, ya que ha aparecido el corazón de un cerdo enterrado. Ya saben, si van a visitar a sus difuntos, no pierdan de vista el bolso ni el coche y las flores...

mejor de plástico para que no las roben.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!