Una semana después de la propuesta de Artur Mas en la que pedía a Oriol Junqueras que ERC y CIU se presentaran en una lista unitaria, el líder republicano le ha contestado advirtiéndole que no piensa aceptar sus condiciones. En lugar de eso, Junqueras ha querido lanzar su propia propuesta; una propuesta que comparte algunos de los puntos que ya aparecían en el plan de Mas, como el de la necesidad de adelantar los comicios lo más pronto posible y no dejar agotar el mandato hasta finales de 2016.

Sin embargo, Junqueras quiere evitar que su partido vaya de la mano de CIU y propone que exista un escenario electoral con diferentes candidaturas pero que tengan en un común una parte del nombre y del programa, en el cual se exprese la voluntad de declarar la independencia de Cataluña.

Según valora el líder de ERC, esta es la mejor manera de multiplicar el número de diputados partidarios de la secesión y de conseguir el apoyo de los electores indecisos. "La unidad de todos es más valiosa que la unidad de unos cuantos", ha asegurado para desmarcarse de la idea de lista unitaria de Artur Mas.

Una vez celebradas las elecciones, y si de éstas surgiera una gran mayoría favorable a la independencia, la idea del líder de los republicanos es la de ejercer la independencia desde el primer momento. "El futuro de nuestros hijos estará en nuestras manos, no en las manos de un Estado que no nos quiere", ha remarcado en clara referencia a España. Pese a este aviso, Junqueras ha puntualizado que no se trataría de hacer una declaración unilateral de independencia inmediata, sino que se esperaría a que Cataluña fuera lo suficientemente "fuerte" como para que sea inevitable la separación.

Junqueras ha expuesto su plan alternativo en el Palacio de Congresos de Cataluña ante unas 2.000 personas que en varios momentos de su intervención han aplaudido y gritado consignas en favor de la independencia. Sin duda, la presencia más destacada ha sido la de Artur Mas, sentado en primera fila.

Ambos líderes se han saludado tanto al inicio como al final del acto, pero Junqueras en ningún momento lo ha mencionado durante su discurso. Una vez finalizada la conferencia, el presidente de la Generalitat ha evitado hacer cualquier valoración sobre la propuesta de Junqueras y se ha limitado a señalar que "escuchar siempre va bien".

El adelanto electoral es casi seguro

El escenario que se ha abierto en Cataluña tras la celebración del 9N aboca, irremediablemente, a la celebración de unas elecciones anticipadas; pues Mas no tiene la mayoría suficiente para gobernar y alargar la legislatura hasta finales de 2016 supondría enfriar la reivindicación independentista de los últimos años. Sin embargo, Mas tiene todavía una importante tarea a realizar antes de convocar elecciones: la aprobación de los Presupuestos para el año que viene.

Precisamente hoy, el consejero de Economía catalán, Andreu Mas-Colell, ha presentado la propuesta de CIU para los Presupuestos. En ella existe un déficit de unos 2.500 millones de euros entre los gastos y los ingresos previstos, pero la alternativa que propone el gobierno de CIU para cuadrar las cuentas es la de negociar con el gobierno español.

Mas-Colell advierte que, de no ser así, estarían en riesgo la prestación de los servicios públicos básicos y que han hecho un gran esfuerzo para recuperar la paga doble de los funcionarios. Estos Presupuestos aún deben ser aprobados por el Parlamento, pero de momento todos los demás partidos se han mostrado en contra.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!