Hace unos días que Ghoncheh Ghavami, unajoven de 25 años y con doble nacionalidad iraní y británica, ha sido condenadaun año en la cárcel porque intentaba acudir a un partido de voleibol. De esamanera, el tribunal iraní ha decidido condenarla de esa manera, ya que haviolado una de las leyes vigentes del país que prohíben que las mujeres puedanir a los eventos deportivos masculinos.

Por parte delabogado de la joven detenida, él solo explica cuál fue la sentencia que se leimpuso. Mahmud Alizadeh Tabatai, el abogado de la joven, se hamostrado un tanto decepcionado tras conocer la sentencia que el presidente deltribunal le enseñó el pasado domingo.

Pese a lo ocurrido hay que decir que severá con más detenimiento el caso y se irá viendo cómo queda la situaciónrecibiendo una notificación de carácter oficial sobre la misma sentencia. Traslo ocurrido, este hecho se ha expandido de manera inminente y ha hecho que, alpaso de las horas, la gente de todo el mundo apoye a la joven Ghoncheh Ghavami.También hay que añadir que la joven acudió al estadio de voleibol, el 20 juniode este año, junto a un grupo de activistas de los derechos de las mujeres.Este suceso dio lugar a un tipo de manifestación por parte de ese grupo, quereaccionó a las puertas del estadio donde se jugaba ese partido de voleibol. Noobstante, acto seguido, este grupo fue detenido por la seguridad que seencontraba en ese mismo lugar.

Después de la detención de todas las mujeres enel estadio, fueron enviadas a la comisaria pero afortunadamente pocas horasdespués fueron puestas en libertad bajo fianza. Al cabo de unas semanas lapropia Ghoncheh Ghavami volvió nuevamente a la comisaria para pedir sus objetospersonales que se le habían confiscado.

Loúnico que consiguió es que le arrestaran otra vez.

Respecto al casode la joven, con el paso del tiempo se fue agravando más la situación hastaque, sobre el mes de octubre, ella misma se puso en huelga de hambre.Dicha huelga tuvo una duración aproximada de unos 14 días, pero por parte delas autoridades judiciales de Irán, niegan que ese suceso haya sido realmenteasí.

Y de nuevo, durante estos días se han conseguido miles de firmas, a nivelmundial, en apoyo a la joven con una campaña internacional, debido a estaespeluznante situación en la que está metida la estudiante. ¿Qué será losiguiente que veamos?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!