Como bien es conocido por todos, la violencia es hoy en día un tema que mueve masas. No solo la violencia que conllevan las guerras o las diferencias políticas entre un país y otro, sino que también incluye la violencia de género, la cuál ha sufrido un auge en la última década. Hablamos hoy de la violencia que se genera contra los seres más indefensos: los niños. Puede considerarse una barbarie la cantidad de casos que han salido en las noticias en las últimas semanas de homicidios y tentativas de ello contra los niños y, lo más triste de todo, de parte de las personas que le han dado la vida, sus padres.

Cierto es que los niños con el paso de los años pueden llegar a generar en ellos mismos conductas violentas debidas a diversos motivos y hechos que ocurren en su núcleo familiar, tales como: separaciones matrimoniales, estrés socioeconómico familiar (pobreza, por ejemplo), etcétera. Aunque en muchas ocasiones el niño genere estas conductas violentas esto no sirve de justificación para que los padres, quizás en forma de castigo, quieran terminar con ella de la peor manera: asesinándolos. Hay que saber educar y, para ello, hay que aprender a ser buen educador.

A todo esto, el caso que nos ocupa la atención hoy, referente a este tema, es el homicidio de dos niñas de 7 y 9 años de edad a manos de su padre de 55 años, el cuál se había separado de su mujer recientemente y que se ha suicidado momentos después de los hechos arrojándose al vacío desde un puente, en la localidad asturiana de San Juan de la Arena, la cual hoy se viste de negro por este hecho.

La policía tras ser informada por la Guardia Civil de haber encontrado estos últimos el cadáver de un hombre de 55 años de edad bajo un puente de la autopista. Tras ello la policía local se dirigió al inmueble donde residía el hombre encontrándose el cadáver de las dos niñas.

Según fuentes de la investigación, pudieron ser encontrados restos de sangre en el felpudo principal a la entrada del inmueble.

Por las correlaciones, se baraja el parricidio como causa principal de los hechos. Los cuerpos de los dos menores de edad han sido enviados al Instituto de Medicina Legal de Oviedo para que allí se les practique la autopsia.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!