A pesar de lo que auguraban los medios informativos, la jornada de consulta del 9 de noviembre de carácter soberanista, se desarrolló en un ambiente de normalidad absoluta. Fue un tercio de catalanes los que votaron, la mayoría de los cuales optaron por la independencia de Catalunya. La consulta no hizo sino expresar la opinión de muchos a cerca de la descompensación en la balanza fiscal, además del descontento con los múltiples casos de corrupción que vienen saliendo a la palestra.

Anuncios
Anuncios

El alcance de la opinión de más de 2 millones 300 mil ciudadanos no puede obviarse y deberán tomarse medidas que como mínimo calmen el descontento, pues estamos hablando de casi un tercio de la población de Catalunya.

Pese a las limitaciones impuestas desde el tribunal constitucional, hay que decir que la organización fue excelente y se utilizaron medios como internet para facilitar tanto la información como el lugar de votación.

Anuncios

Digno de mención fueron los puestos de votación situados en el extranjero, que a su vez generaron el interés internacional de los connacionales en los países extranjeros.

El gobierno central ha optado en su primer día por el silencio institucional, hará falta ver cuál será su respuesta oficial o si emprenderá alguna acción legal en contra de lo que podría  interpretarse como desobediencia cívica. Sería bueno para todos entender este como un proceso en el que la normalidad democrática encontrase un punto medio de entendimiento, excluyendo discurso demagógico y aplicando los principios fundamentales de justicia internacional.

Ha sido ejemplar la determinación del pueblo catalán a la hora de hacer oír su voz de forma pacífica y ordenada, sería de esperar una igual respuesta del gobierno central que no debería hacer oídos sordos a la opinión de una multitud que clama justicia llanamente.

El perfil de los 2 millones 200 mil personas que votaron, se presenta muy diverso, pero mayoritariamente representa la voz de un clase media que está cansada de pagar el gasto en exceso que representa tener que sostener a gran parte de las regiones de España.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más