SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza) hacelo que puede ante esta realidad tan dramática de maltrato animal que tanhabitual es en muchas provincias españolas. La realidad del trabajo diario delas protectoras y asociaciones de animales así lo constatan: la desproporciónque hay entre faltas administrativas, denuncias, detenidos e imputados noresponde con la ingente actividad que llevan a cabo mes tras mes con casos demaltrato, abandonos, y un largo etcétera.

Para poner unejemplo, nos podemos remitir a los dos únicos casos que han salido en losmedios de comunicación a lo largo de este año.

El primero en enero de 2014, operación "ARGOS",en donde SEPRONA intervino un camión cargado de animales de compañía queentraron a España de manera ilegal, procedente de Eslovaquia. Resultado dedicha operación: 16personas imputadas y 1.309 denuncias. Y, el segundo caso que salió ala "palestra" de los medios fue en el mes de septiembre en una finca de El Molar (Madrid)en donde se hallaron muertos9 caballos y 18 en pésimas condiciones. Resultado: 1 persona imputada y detenida.

¿Alguien sabe demás casos que hayan ocurrido durante este año y que haya abierto alguna portadade prensa o similar?

La unidad de vigilancia y protección de animales de laGuardia Civil, sin embargo, aborda todos los días, por lo ancho y largo denuestra extensión nacional, vigilancias, inspecciones y toda clase de accionespara que se cumpla la ley -esa tan débil que apenas protege- y que seles reconozca lo que pornacimiento les corresponde: unavida digna de ser vivida.

Es justo afirmarque hay en España instituciones del Estado que se interesan y cuidanconcienzuda y profesionalmente de los derechos y la vida de los animales; perono es menos cierto, que es deficientetanto la partida presupuestaria asignada, los medios de los que disponen, laspersonas contratadas, como la ley nadaproteccionista, sino al contrario, demasiado permisiva.

Mientras tanto,los que creemos firmemente en el derecho natural de todo ser vivo a una vidadigna, seguiremos reivindicando decididamente la protección legal que losampare totalmente y seguiremos concienciando con nuestros actos diarios ynuestra presencia activa, allídonde haga falta y cuando haga falta. Por supuesto, reconocimiento agradecido a SEPRONA a la Guardia Civil, a todaslas instituciones que protegen, velan y cuidan de ellos y a los miles devoluntarios que generosamente contribuyen para que edenes de este tipo siganexistiendo a pesar del desierto legal que aún prevalece en nuestro territorioespañol ¡Que aproveche!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!