El pasado martes 11 se conocía lanoticia de que Juan Manuel Sánchez Gordillo, el mediático diputado de IULV-CA (Izquierda Unida Los Verdes - Convocatoria por Andalucía) que llevaba desde el año 1979 al frente del consistorio del municipio sevillanode Marinaleda, había renunciado a su cargo como alcalde. Esta decisión fuetomada tras la sentencia del Tribunal Constitucional hecha pública el pasadomes de septiembre, que declara incompatibleel puesto de parlamentario con el de alcalde al avalar la Ley Electoralandaluza.

Gordillo optó por mantener su puesto como diputado de IULV-CA y conservar así suescaño en el Parlamento, decisión apoyada por el vicepresidente de la Junta deAndalucía y excoordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, así como por la CUT (ColectivoUnitario de Trabajadores), pues opinan que es en la Cámara donde tiene"más proyección y visibilidad".

A pesar de que Gordillo continuaráen el Ayuntamiento de Marinaleda como concejal -al ser este cargo compatiblecon el de diputado autonómico-, su despedida como alcalde es sin duda un hechotrascendental para la localidad, que llegó a ser conocida tanto en España comofuera por su forma de organización basada en un modelo de autogestión y mutuacooperación.

Como toda actuación que se salgade la norma, especialmente si es en política y encima contraria a fuertes intereseslatifundistas, si, además, es tan duradera (35 años) y si por lo tanto, alparecer, funciona, es de esperar que el gobierno que ha existido en este municipiosevillano haya tenido tanto admiradores como detractores, y así ha sido.

Entre los segundos, señalar que algunosde los aspectos más criticados han sido la megalomanía atribuida a Gordillo, lafalta de libertad a la hora de expresar opiniones diferentes, o la excesivadependencia de las subvenciones públicas.

Para los defensores, la mayor hazañaes sin duda la de estar rozando el pleno empleo, además de pagar 15 euros almes por su casa -gracias a que aporta parte de la vivienda con su propio trabajo-.

Para sustituirlo al frente de laAlcaldía se baraja a la actual teniente de alcalde Esperanza Saavedra, quienpresumiblemente no cambiará demasiado la gestión de Marinaleda dada su estrecharelación con Gordillo, pero esto es algo que aún está por ver.

Sigue la página Izquierda Unida
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!