Tras el anuncio hace unos meses de la epidemia de ébola que sufrían varios países africanos, este tema ha preocupado a millones de personas en el mundo. Tal es el alcance de dicho problema que ya varios países tienen confeccionado un sistema de respuesta en sus centros sanitarios ante un posible caso de ébola. 

La enfermedad también conocida como Fiebre Hemorrágica Viral y, la cuál está causada por el Ebolavirus, el cual se transmite a través del contacto con la sangre, secreciones y otros fluidos corporales del animal o persona infectada ha tenido varios brotes epidémicos a lo largo de la historia causando miles de muertos desde su primer brote en Gabón en el año 1994.

Sin embargo, el brote con mayor número de infectados se produjo este mismo año y comenzó en el África Occidental, concretamente, en Guinea, Liberia y Sierra Leona con un total de 2127 infectados y 1145 muertes. Tras ello, el primer caso de ébola fuera de África se notificó en España en una enfermera que se contagió del virus. El 11 de octubre se produjo el primer contagio en América.

Hoy, se ha notificado el primer caso de ébola en Italia, al ser repatriado un médico que llevaba en Sierra Leona desde el 18 de octubre.

Tras llegar al país a bordo de un avión con las máximas medidas de seguridad para evitar el contagio al resto de los ocupantes, un total de 25 personas que van desde médicos y enfermeros a personal de vuelo, el enfermo contagiado fue ingresado en el hospital Lazzaro Spallanzani, centro de referencia en enfermedades infecto-contagiosas, donde permanecerá en cuarentena hasta la erradicación del virus de su organismo.

El doctor experto en enfermedades infecciosas que trata al enfermo en este centro, el médico Emanuele Nicastri, ha asegurado que el paciente ha comenzado desde hoy una pauta de tratamiento con un suero que contiene un antiviral específico con un fármaco experimental no registrado. Aunque el fármaco no haya sido aprobado por la Agencia Italiana del Fármaco (AIFA), las autoridades sanitarias han aclarado que dicho fármaco ya se ha utilizado en el tratamiento de los pacientes que ingresaron en España y Estados Unidos.

El centro sanitario ha anunciado que el paciente, debido a su enfermedad y a alta probabilidad de contagio, no podrá tener contacto directo con ningún miembro de su familia, ni siquiera con su esposa y sus dos hijas, sino que únicamente podrá tener contacto con ellas mediante llamada telefónica.

En cuanto a la forma en la que haya podido contagiarse el paciente, aún no se sabe con claridad que ha podido pasar para ello aunque se sospecha que pueda haber sido debido a la rotura de guantes o la bata médica. A todo ello, el paciente por el momento según fuentes del centro sanitario se encuentra en situación de estabilidad clínica.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!