El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió ayer en el Congreso de los Diputados que las dos iniciativas legislativas ya en tramitación pretenden imponer más control, más fiscalización y mayor transparencia en la lucha contra la corrupción.

El tercer pilar de la regeneración democrática

El jefe del Ejecutivo ha presentado medidas procesales y penales para luchar contra la corrupción, que ha bautizado como “tercer pilar de la regeneración democrática”.

Anuncios
Anuncios

A las propuestas ya incluidas en el proyecto, el Gobierno ha incluido algunas como evitar que los particulares hagan donaciones a los partidos que superen los 50.000 euros, así como obligar a que se comunique cualquier donación superior a los 25.000 al Tribunal de Cuentas y publicar dicha información en la web de la formación.

Además, los diferentes partidos tendrán que incluir de manera obligatoria en sus estatutos unos patrones “éticos y democráticos” por los que tendrán que expulsar a todos aquellos que estén condenados por haber cometido un delito doloso. La financiación ilegal de los partidos será un delito específico por primera vez en España, y también se fijará plazo máximo en la instrucción de los procedimientos judiciales, haciendo compatibles los derechos de los imputados y las necesidades de la investigación, con la duración de ese período.

Rajoy defiende más control contra la corrupción
Rajoy defiende más control contra la corrupción

“Quiero que quién la haga la pague”, ha defendido Rajoy, así también se recuperarán los bienes que el delincuente esté obligado a devolver y se aumentarán las penas por corrupción como medida preventiva. El jefe del Ejecutivo dice compartir la indignación y desconfianza ciudadana, pero no entiende que se generalice y extienda la culpabilidad al conjunto de miembros de los partidos políticos. Rajoy defiende que “España no está corrompida” sino que existen algunos corruptos que están saliendo a la luz.

Anuncios

“Se comienza generalizando la corrupción, se culpa a los políticos, se sigue con la propia política y se acaba señalando al sistema”, ha explicado Rajoy, “a partir de ahí no queda espacio más que para los salvapatrias de las escobas, cuyo único programa político consiste en barrer, con las consecuencias de todos conocidas”, ha defendido.

Haz clic para leer más y mira el vídeo