Debido al alto índice de Violencia de género que sufre Bolivia, unido al tema de embarazos no deseados por parte de adolescentes, el presidente Evo Morales, en un discurso sobre el Código de Familias pronunciado en la ciudad de Sucre, declaró que los padres de familia afirman que las telenovelas son una mala influencia para los jóvenes, que después copian todo lo que ven en ellas, incluida la infidelidad y la violencia de pareja.

Evo Morales instó a reflexionar sobre los motivos de separación de las parejas y llegó a la conclusión de que las causas están en las telenovelas, debido a su gran influencia entre la población.

Dijo que en ellas se muestra una violencia machista que después es imitada por los jóvenes en agresiones hacia sus parejas.

El año pasado, Evo Morales promulgó una ley de protección a la mujer, que castiga el feminicidio con penas de 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, con el propósito de intentar reducir los altos índices de violencia de género dentro de las familias que hay en Bolivia. A su vez, Morales también aboga por la expulsión de los funcionarios públicos que cometan este tipo de delitos.

Morales explicó que él nunca vio algo parecido en su casa, ya que sus padres siempre le inculcaron respeto por la figura de la mujer, como algo sagrado. En palabras del presidente: "Un varón sólo debe casarse si tiene el dinero y una casa para mantener a su pareja".

Esa frase lo resume todo. Cabría preguntarse si como dice Evo Morales, las telenovelas son las culpables de todo, o si más bien son sólo el reflejo de una sociedad todavía con unos valores muy anticuados y machistas.

Muchas telenovelas siguen teniendo un esquema argumental horrible y caduco, promueven de manera sutil la violencia de género y reflejan a unas mujeres virginales de un solo hombre, que aunque no sepan quiénes son sus padres ni tengan una profesión, esperan encontrar al príncipe azul que las mantenga y les solucione la vida. Y no cambian la línea argumental, porque siguen teniendo mucha audiencia.

Habría que empezar por educar a la población inculcándole valores de igualdad y respeto, para no seguir cayendo en estos estereotipos decimonónicos y poder provocar un cambio de verdad en la mentalidad de la gente, que luego se vería reflejado en la televisión.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!