Miguel Ortega es un anciano de Vitoria que lleva 21 días fuera de casa; su familia está preocupada, puesto que el viejo hombre está enfermo de Alzheimer desde hace tiempo y se fue sin que nadie se diese cuenta. Para intentar solucionar la situación, han tomado unas medidas un tanto ingeniosas en las que gente de toda España se ha ofrecido a colaborar.

El anciano iba pensando en su colección de monedas y en que le faltaban dos el día 9 de noviembre. Su mujer se hizo con ellas al día siguiente, pero cuando fue a comunicarle la noticia, Miguel no se encontraba en el mismo lugar de siempre.  Su hijo, un periodista, se enteró de la noticia desde Madrid y, a la desesperada, se le ocurrió crear una cuenta de Twitter con una foto de su padre (@buscarmiguel), para que la gente a la que le llegase el mensaje pudiera saber quien es y con suerte aportar alguna información que les ayudase a encontrarlo.

Este uso de las Redes Sociales es totalmente innovador, pero de momento la idea les está dando algunos datos y cierta esperanza de encontrar a su familiar.

Muchos famosos con una gran cantidad de seguidores en Twitter han compartido el mensaje para que la cuenta llegue al máximo de lectores posibles. Los carteles anunciados por esta aplicación han sido colocados en bares de varias ciudades (Alcobendas, Benidorm, Barcelona, Alcalá de Henares...) para ver si consiguen encontrar al anciano.

Aparte de esta implicación por las redes sociales, el hijo de Miguel Ortega se ha encontrado con el apoyo de la Policía y de 70 personas voluntarias que se encargarán de buscarlo alrededor de toda Vitoria.

Algunos videntes confirman haberlo visto los últimos días cerca de su casa o en un parque de las afueras de la ciudad, cosa que hace que la familia siga teniendo fuerzas para encontrar su paradero. La cifra de personas con Alzheimer que han desaparecido de sus casas es bastante alta y las asociaciones encargadas del cuidado de personas con este tipo de enfermedad están bastante preocupadas.

Así que todo el mundo al tanto de la aparición de un anciano de las características enunciadas en la cuenta de Twitter y a ver si podemos poner nuestro granito de arena. ¡Mucha suerte, familia! 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!