El pasado jueves se produjo un incidente en el barrio de Gracia de Barcelona. En numerosos medios de comunicación nacionales se emitió un vídeo en el cual se observaba como un grupo de personas se enfrentaba entre ellas. La agresión se produjo por parte de un grupo de red-skins hacia unos ciudadanos ucranianos. Se observaba como un casco de motocicleta impactaba en la cabeza de un ciudadano ucraniano, el cual sigue hospitalizado después de un mes del incidente.

Ucrania cuenta actualmente con un conflicto armado al Este de su país, donde una parte del mismo, con notable población rusófona entre su ciudadanía.

Esto ha llevado a un conflicto militar abierto entre el gobierno de Ucrania y los partidarios de una posible unión con Rusia, lo que se ha traducido en más de cuatro mil muertos desde el inicio del enfrentamiento. Crisis acentuada por los recientes acontecimientos que se vivieron en su capital, donde el partido gobernante une sus fuerzas con Svodoba.

Un conflicto donde hay muchos intereses y en el que cada cual juega sus cartas. Desde el apoyo camuflado del gobierno ruso a las secciones separatistas ucranianas hasta el apoyo al gobierno de Kiev de un partido (Svodoba) en el cual su ideología se enmarca en la extrema derecha. Los acercamientos de Occidente hacia el este europeo desde la caída de la Unión Soviética por un lado y la nueva visión de una Gran Rusia por parte de Vladimir Putin, no hacen más que alimentar el conflicto en un país transfronterizo estratégico, donde se juega mucho más que una autonomía regional.

A raíz del acto violento en las calles de Barcelona han salido a la luz otros  casos donde el conflicto ucraniano es la razón de dichos actos y el problema surge en el tratamiento informativo realizado según el medio a informar. Y es que, en un incidente ocurrido en la Facultad de Políticas de la Universidad Complutense, se establecían dos editoriales diferentes, y si bien en una se podía leer "Un grupo de partidarios del partido neonazi Svodoba revientan un acto estudiantil en memoria de las víctimas de la masacre de Odessa" en el lado opuesto se afirmaba una "agresión a ucranianos en la Universidad Complutense de Madrid".

Un conflicto como el actual no debe contar con planteamientos sesgados para una posición u otra. Solo cabe recordar que la población civil sigue asistiendo a un derroche de vidas humanas y una destrucción de aldeas y ciudades. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!