La historia de esta anciana no pasó desapercibida, circuló por las redes sociales cuando ayer fue desahuciada de la vivienda que ocupó durante 50 años y que perdía gracias a la acción de su hijo, que la utilizó como avalista y que fue ejecutada por una orden judicial. Afortunadamente, su suerte cambió, gracias al apoyo que recibirá del club de fútbol el Rayo Vallecano, que en un gesto que les enaltece, pagarán el alquiler de Carmen, mientras viva.

Su caso rompió el corazón de muchos españoles que intentaron apoyarla, de nada sirvió la intervención de la plataforma contra Desahucios para impedirlo, sin embargo, aún existen personas de buen corazón y, aunque Carmen ya no podrá regresar a la que fue su casa, al menos tendrá un hogar donde pasar el resto de su vida, ojalá estas acciones de ayuda se repitieran más por todo el país, donde hay personas que lo están pasando muy mal, sin trabajo, sin vivienda e inclusive sin comida, estas historias ya no pertenecen a países tercermundistas, esto ocurre en la Europa desarrollada y vilipendiada por políticos corruptos.

Su hijo fue quien la llevó a esta desgracia, cuando sin su permiso presuntamente le pidió los documentos de la vivienda, para hipotecarla a uno de esos prestamistas sin corazón que saben que una persona no puede pagar una deuda tan grande y, sin embargo, aceptan este tipo de operaciones. En un principio, fueron 40.000 euros que llegaron a acumularse en 70.000, porque no pagó las cuotas previstas y hoy Carmen está en la calle, gracias a la generosidad de su hijo.

El Rayo Vallecano, que mañana enfrenta al Celta de Vigo, es uno de los equipos de primera división que no tiene una gran bonanza económica, pero han decido apoyar a esta anciana para que pueda tener una vivienda digna, además, van a abrir un canal de ayuda para continuar solidarizándose por esta buena causa.

La vivienda de Carmen salió a subasta y el nuevo dueño quiso vivir en ella, sin mayor problema, la justicia envía a la calle a una mujer que debía estar protegida por las instituciones del Estado y no es que se tenga que pagar deudas, pero si al menos apersonarse en el lugar y brindarle algún apoyo. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!