Según una encuesta de NC Report publicada por los diarios de La Tribuna en Castilla-La Mancha, de celebrarse hoy las Elecciones regionales, la actual presidenta María Dolores de Cospedal, coseguiría de nuevo la mayoría absoluta con 17 escaños, uno más de los que sumarían el PSOE (13) y Podemos (3).

No conseguirían entrar en el parlamento regional ni U.P.y D., que obtendría el 3,4% de los votos ni Izquierda Unida con el 3,2%.

El porcentaje de votos de los partidos que obtendrían representación sería del 42,6% para el P.P. de Cospedal, un 35,5% para el P,S.O.E. del actual alcalde de Toledo, Emiliano García Page y un 12,4% para Podemos, formación que no tiene todavía candidatos ni siquiera tiene decidido definitivamente si se presentará o no ni en qué fórmula.

Probablemente los responsables regionales del P.P. estén muy contentos con la publicación de esta encuesta, sin embargo, con el convulso panorama político español de hoy en día lo que se puede asegurar, y esta encuesta lo confirma, es que puede pasar cualquier cosa, la presidenta Cospedal sabe mejor que nadie que es presidenta regional por unos escasos miles de votos en la provincia de Guadalajara, que hicieron que el impar número de escaños del parlamento regional se inclinase en su favor, por un sólo escaño.

Todavía faltan meses, medio año, para las próximas elecciones municipales y regionales y, con esta España de hoy en día, puede pasar cualquier cosa. De hecho, esta misma encuesta establece una abstención del 29,3%. Es cierto que todo parece indicar que la presidenta Cospedal parece mantener su nivel de votos en la región, al margen del desgaste de su partido a nivel nacional, y es cierto también que se ha hecho una reforma electoral a su medida, suprimiendo escaños, de forma que hace casi imposible la entrada en el parlamento de las fuerzas minoritarias, y también parece evidente que ni el P.S.O.E.

ni su candidato y secretario regional son capaces de despertar una ilusión capaz de detener su desplome electoral.

Pero parece claro que la llave la tendrán precisamente las fuerzas, de momento, minoritarias, esas a las que la supresión de escaños en el parlamento regional pretendía hacer irrelevantes.

Parece evidente la irrupción de Podemos, como en el resto de España, es significativo que, con un proyecto todavía en construcción, del que ni siquiera se conocen candidatos ni programa ni está concretado si se presentarán solos o inmersos en Ganemos, la encuesta les da ya tres escaños.

Porque en Castilla-La Mancha también está la incógnita de Ganemos, que ya se ha constituido y anunciado que se presentará a las elecciones tanto municipales como regionales y que no todavía figura en las encuestas, a no ser que entendamos que Ganemos es Izquierda Unida, formación que sí parece ser ya que se integrará en Ganemos, aunque todavía está pendiente de decidir, de hecho, Izquierda Unida está inmersa en un proceso interno de primarias para elegir a sus candidatos, proceso al que ayer mismos anunció que no concurrirá su actual Secretario General, el castellano-manchego Cayo Lara.

Habrá que ver si Podemos y Ganemos suman o no.

Y luego tenemos a U.P.y D. que ya ayer culminó su proceso de primarias y eligió a sus candidatos para las próximas elecciones, y también está pendiente de decidir si va junto con Ciudadanos o separados, determinante para que puedan sumar o dividir sus votos. El futuro político en Castilla-La Mancha es totalmente incierto, dependerá de lo hagan los minoritarios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más