El pistoletazo de salida para el consumismo navideño comienza hoy con el "Black Friday" que se celebra en España desde el año 2011, año en el que se reguló la normativa referente a los períodos de rebajas y promocionales. Este año se prevé un menor gasto en regalos navideños que en 2013, aproximadamente 209 euros (un 21% menos).

La crisis no ha hecho replantearnos ciertos hábitos, que no son más que eso y en el que esta sociedad se ve inmersa año tras año. Se aletargan nuestros sentidos por un tiempo y así no pensamos en los problemas que realmente nos acucian.

No olvidemos que estamos a la cabeza de Europa en malnutrición infantil, el número de Desahucios se ha incrementado con respecto al año anterior y somos ya el cuarto país más corrupto de la UE.

Casi nada y son solo algunos ejemplos.

No es casual ni banal: el consumismo de la sinrazón. Seguramente si tenemos goteras y las tapamos con cinta aislante no arregla nada porque al final saldrán goteras por todo el techo, se caerá y nos acabará aplastando. Eso es.

Vivimos inmersos en algo que ni nos replanteamos, simplemente lo hacemos pero, no todo el mundo puede y ese mundo lo tenemos muy cerca. Puede ser el vecino de al lado, o algún familiar, seguramente un ser humano que siente lo mismo que cualquier otro pero, que más da, mientras no seamos nosotros.

Pero, ¿qué es el otro? Una parte de nosotros mismos, a nivel social evidentemente, porque a no ser que vivamos en una isla desierta y sobrevivamos sin ayuda de nadie la mayoría de las personas que habitamos esta sociedad nos necesitamos.

Por lo tanto los actos de nuestro prójimo influyen, de una u otra manera, en nosotros y viceversa. Pero la culpa no es del todo nuestra, eso sería lo fácil, lo de siempre y tampoco es del todo cierto.

Si un parado no encuentra trabajo se deprime, angustia y vive un infierno porque además de no encontrar un trabajo encima la sociedad le criminaliza como a un "vago".

Si alguien quiere mejorar su calidad de vida y no quiere trabajar por un sueldo miserable e incluso en algunos casos sin recibir un sueldo: bastante "suerte" tiene con un trabajo mientras tanta gente está en paro.

Y así podríamos seguir con ejemplos de cómo desde las instituciones estigmatizan y eso pasa al común que les sigue el juego.

Quizá que este año vayamos a gastar menos significa, que no tenemos para gastar tanto pero, no que estemos más concienciados con lo verdaderamente importante. Quizá solo quizá algo vaya cambiando. Como dicen los ingleses "Who knows" (Quién sabe).

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!