Bien es sabido por todos que el inicio de las prospeccionespetrolíferas en el archipiélago Canario solo era cuestión de tiempo. Pues bien,el comienzo de estas ha llegado. Sin embargo, las repercusiones negativas quepueden tener estas prospecciones en la biodiversidad marina de la zona no han sidodel todo analizadas.

Los cetáceos que viven en esta zona, lo hacen lejos dellugar donde la empresa Repsol ha comenzado los sondeos para la extracción dehidrocarburos, de tres meses de duración, para comprobar si es cierto que existepetróleo o no en aguas Canarias.

No obstante, biólogos marinos aseveran que 30de las 87 especies de cetáceos que habitan en estas aguas lo hacen en eseespacio de mar que separa las islas más orientales (Fuerteventura y Lanzarote)de Marruecos, que es justo el lugar donde esta empresa tiene los permisos parainiciar dichos sondeos de búsqueda.

Según expertos en la materia, los sondeos pueden tenerdiversos efectos negativos y, no solo sobre cetáceos, sino sobre aves e inclusoorganismos invertebrados que también habitan en la zona.

Teniendo en cuenta quelos cetáceos usan el sonido para poder llevar a cabo la mayoría de susfunciones vitales (localización de alimento y cortejo), la contaminaciónacústica que generaría este hecho supondría un problema para ellos.

Además de la contaminación acústica, más evidente es lacontaminación química que estas prospecciones generarían. Si tenemos en cuentaque los cetáceos se alimentan de organismos invertebrados y estos últimosconcentraran en su organismo estos contaminantes bioacumulativos, los cetáceosal alimentarse de ellos verían afectadas muchas de sus funciones fisiológicas,tales como una merma en el funcionamiento de su sistema inmunitario yreproductor.

Según los investigadores del Centro de Tecnología de Repsol,los lodos de perforación de base acuosa eliminarían cualquier problema detoxicidad frente a los lodos de base de aceite que se utilizaban antes. Encontrapartida, los biólogos y ecologistas apuntan a que estos lodos de baseacuosa debido a su contenido en barita haría a esta acumularse en losinvertebrados marinos, los cuales al ser la base de la red de alimentación, siestán contaminados, terminarían también contaminando al resto de la cadena,

Por otra parte, nos encontramos con el peligro que suponeesto también para las aves marinas y más teniendo en cuenta que Canarias esuna de las zonas más importantes a nivel mundial para estas aves.

De las sieteespecies de aves marinas españolas que viven su mayor tiempo en el mar, cincode ellas las encontramos en el archipiélago Canario.

En todo caso, el mayor temor de los científicos es el de un posiblevertido accidental, el cuál aunque las prospecciones de Repsol se encuentran a400 kilómetros de los calderones de la costa este de Tenerife, podría llegar aafectar a las islas de El Hierro y Gran Canaria según la época del año y lascorrientes marinas del momento del incidente. Otros investigadores, sinembargo, califican este incidente como un suceso bastante improbable.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!