La noticia del día era el auto dictado por el juez instructor de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, de sentar en el banquillo a Ana Mato. En dicho auto de pase a procedimiento abreviado, equivalente al procesamiento, se incluía a la ministra de Sanidad, Ana Mato, por considerarla partícipe a título lucrativo de los delitos cometidos por su ex-marido, Jesús Sepúlveda, ex-alcalde de la localidad madrileña de Pozuelo, en el marco de la trama "Gürtel". Sin embargo, la ya ex-ministra no ha sido imputada al no ser autora de los delitos de los que se acusa a su ex-cónyuge, pero si se le pide responsabilidad civil, aunque no penal.

Pues bien, la sorpresa acaba de producirse. Ana Mato ha dimitido, contradiciendo sus propias declaraciones de hace apenas unas horas en las que aseguraba que no iba a dimitir, ya que ni está imputada por ningún delito ni se le pide responsabilidad penal. Pero parece que la presión sobre el gobierno y sobre el PP ha sido enorme, y tras horas de deliberación la decisión final ha sido la dimisión de la ministra. Algunos dirigentes del Partido Popular han acusado en privado al juez Ruz de haber elegido el día en el que mayor presión podía ejercer sobre Rajoy, el día antes de la sesión clave en la que pretende lavar la deteriorada imagen de su partido, abrumado por los casos de corrupción, y hablar de regeneración.

Un escueto comunicado en el que agradece a Rajoy su confianza y el honor de haber servido al país ha sido el último acto de la ministra de Sanidad. Señala además en su comunicado que bajo ningún concepto quiere que su permanencia en el cargo pueda perjudicar al gobierno de su partido.

La ex-ministra tendrá que sentarse en el banquillo en el juicio por la trama "Gürtel", y durante dicho juicio se determinará su responsabilidad civil, en el que puede ser condenada a devolver el dinero del que se ha beneficiado.

El auto señala que Ana Mato disfrutó con otros miembros de su familia de viajes y alojamientos turísticos, tanto en España como en el extranjero, eventos familiares y otros artículos para su uso particular. Estos gastos, por un total de 55.439 euros, fueron cubiertos a través de la empresa "Pasadena Viajes", por medio de una cuenta de la que era titular su ex-marido, Jesús Sepúlveda, y cargados a la caja "B" de la trama "Gürtel", en el periodo 2000-2004.

Falta por determinar la cuantía exacta en la que se benefició la ministra de Sanidad.

El auto del juez Ruz se hacía público justo un día antes de la sesión sobre corrupción que se celebrará mañana en el Congreso de los diputados. Y las reacciones no se hicieron esperar. Desde la oposición, de forma unánime, pedían la dimisión o cese inmediato de la Ana Mato. Según el portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV), Rajoy perdería toda su credibilidad si mañana apareciera en el Parlamento con Ana Mato sentada a su lado. Rosa Díez, desde UPyD, le pedía a la ministra que si tiene sentido más que común, que dimitiera y se defendiera desde fuera. Desde el PSOE han manifestado que "el confeti, los payasos y los coches de lujo han alcanzado a Ana Mato" y resultaría inaceptable que mañana el gobierno pretenda hablar de corrupción con la ministra implicada en la trama de corrupción.

¿Empezarán a cambiar por fin las cosas en este país?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!