Aisha, una joven holandesa que fue rescatada por su madre de las garras del islam radical, "la yihad", se encuentra detenida en su país, acusada de trasladarse a Siria para combatir y asesinar junto al Estado Islámico. En consecuencia, la Fiscalía de Maastricht, en los Países Bajos, ha decidido ponerla bajo arresto por considerar que representa un peligro para la seguridad del Estado.

El Gobierno Holandés, ante el aumento de ciudadanos que se alistan a las filas de la yihad, tiene en marcha un "plan de acción" que consiste en abrir investigaciones criminales sobre cualquier individuo que sea sospechoso de querer unirse a la yihad.

Como método preventivo, se les revoca el pasaporte a las personas investigadas para evitar que salgan del País.

La joven de 19 años que adoptó el nombre de Aisha después de convertirse al Islam, era una de las investigadas por el gobierno. Le anularon el pasaporte ante la repentina conversión al Islam más extremista. Saltó la alarma cuando empezó a usar el burka (velo integral) y averiguaron que hablaba cada día, a través de Internet, con su novio Omar Yilmaz, un joven holandés convertido en yihadista.

Las medidas preventivas que se adoptaron con Aisha no sirvieron de mucho. Consiguió salir del país, huyó a Turquía y, desde allí, entró de forma clandestina en Siria donde se casó con Omar. El matrimonio solo duró algunos meses, según declaró la familia de la joven. El yihadista, después de repudiarla, la cedió a otro hombre y ahí fue donde decidió llamar a su madre pidiéndole ayuda para salir de Siria.

Françoise Landerloo, abogada de Aisha, ha declarado que el caso no es muy complicado ya que defenderá que es una muchacha muy joven e inocente que huyó a Siria por un hombre al que había conocido en Internet y del que se había enamorado, no para luchar con la yihad. El gobierno Holandés la considera sospechosa ya que pasó casi un año en las filas del ejercito islámico, un grupo terrorista que ha sacrificado a cinco rehenes occidentales y multitud de enemigos sirios.

El portavoz de la Fiscalía informó que el Estado Islámico está en el registro de agrupaciones terroristas de los Países Bajos y el mero hecho de preparase para incorporarse a las filas yihadistas ya se considera un delito.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más