Los países afectados por la epidemia de ébola que sacude a la zona del oeste intentan conseguir superar los 42 días sin que se registren nuevos contagios. Senegal ha sido el primero en poderlo hacer, y el pasado viernes declaró finalmente sus fronteras libres del virus tras haber superado este margen de tiempo (el doble del periodo de 21 días que dura la incubación) sin haberse producido nuevos contagios.

Senegal anunciaba su primer caso de ébola en los últimos días de agosto. Se trataba de un estudiante que había viajado desde el origen del foco de la enfermedad, Guinea Conakry, y fue ingresado en el hospital Fann de Dakar, la capital senegalesa, donde se presentó de forma voluntaria, aunque ocultando que había tenido contacto directo con personas enfermas de ébola en su país.

Las autoridades de Guinea habían notificado su desaparición tras eludir la vigilancia a la que fue sometido por haber estado expuesto a varios infectados con el virus. A pesar de todo, no se han registrado más contagios en Senegal.

Después de que se confirmara que Senegal había superado la epidemia, la esperanza se centraba en Nigeria ya que el primer contagio se produjo en un aeropuerto y se extendió a la ciudad con mayor población de África, Lagos, con 20 millones de habitantes. Posteriormente se produjeron infecciones en la localidad de Port Harcourt, a más de 400 kilómetros.

Pese a todo ello, el último caso reportado en Nigeria fue descubierto el 5 de septiembre, con lo que se ha sobrepasado ya el doble de los 21 días de incubación de la enfermedad y, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, la epidemia está totalmente controlada.

La rápida y diligente respuesta mostrada a la hora de trabajar para detener la transmisión del virus en el país nigeriano ha sido merecedor de los elogios por parte de Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha anunciado este martes, de manera oficial, que Nigeria ya es un país libre del virus.

El representante de la OMS en Abuya, Rui Gama Vaz, dijo que "Nigeria está en la actualidad libre de ébola", añadiendo que "la epidemia en Nigeria ha sido derrotada. Es un éxito espectacular que muestra al mundo que el ébola puede ser contenido". Y concluyó diciendo "Es una historia de éxito espectacular".

La puesta en cuarentena de los posibles infectados fue de vital importancia para poder erradicar la crisis. En las primeras investigaciones, se hizo una estimación de 70 personas que pudieron estar en contacto directo con el primer caso, Patrick Sawyer, un ciudadano estadounidense-liberiano que había acudido a Lagos desde la capital de Liberia, Monrovia, quien, según se pudo comprobar a través de las cámaras de seguridad, siempre evitó cualquier roce innecesario con el resto de los pasajeros del aeropuerto).

Los contagios pueden aumentar de forma exponencial, hasta el punto en que las cifras registradas hasta ahora cuantifican que al menos 900 casos de riesgo han sido puestos en vigilancia, introduciendo controles en los aeropuertos y puertos del país después del primer caso conocido.

La llegada del ébola a Nigeria, el país más poblado de África y con un sistema sanitario precario, disparó todas las alarmas expandiéndose los temores de una veloz propagación del virus. Pero la epidemia pudo ser contenida con un saldo de tan sólo 20 infectados, de los que fallecieron ocho personas, y todo ello gracias a una rápida y eficaz respuesta de las autoridades nigerianas.

En contrapartida, según reconoció el gobierno de ese país, el ébola está fuera de control en Sierra Leona, afectando los bordes occidentales del país donde está ubicada la capital, Freetown, donde decenas de personas más se enferman diariamente, llegando a convertirse en un serio problema la retirada de los cadáveres, 

El lunes se registraron 49 nuevos casos confirmados del virus en dos zonas en la capital y sus alrededores, según confirmó el Centro Nacional de Respuesta al Ébola. El legislador Claude Kamanda,declaró que se producen más de 20 muertes diarias.

Kamanda confesó a un periódico local que las autoridades estaban experimentando problemas para retirar los cadáveres, tanto de casas que están en cuarentena como de las que no lo están.

El movimiento incontrolado de personas del interior del país hacia Waterloo, puerta de entrada a Freetown, ha propiciado que aumentaran los casos de ébola en el oeste. Se cree que los habitantes de esas zonas están violando las cuarentenas, llegando a Freetown a través de Waterloo. Se han registrado 851 casos positivos de ébola entre las dos zonas, según datos del Centro Nacional de Respuesta, pudiendo superar en breve el antiguo epicentro del brote del virus en el país, los distritos orientales de Kenema y Kailahun, donde se han contabilizado 1.012 casos confirmados.

Pese a no haberse reportado nuevos casos en los últimos días en estos dos distritos, una portavoz de la OMS dijo que es demasiado pronto para decir que la epidemia ha dejado de crecer en la zona.

Los especialistas tratan de contener la propagación por todo el mundo de la enfermedad, que ya se ha cobrado 4.555 víctimas mortales en siete países, la gran mayoría de ellas en la zona de África Occidental. No se prohibieron los viajes al extranjero, aunque la principal aerolínea Arik Air suspendió sus vuelos con Liberia y Sierra Leona, que junto a Guinea son los tres países que más afectados han tenido por el ébola.

España está en vías de alcanzar esos 42 días que lo cambian todo. Todos deseamos que se lleguen y poder pasar página en este asunto tan dramático que se ha cobrado varias víctimas. Y tan patético y deplorable que nos ha hecho ser, de nuevo, el hazmerreir de Europa y el resto del mundo. España no va a recibir esos elogios que la OMS le ha dedicado a Nigeria, un país que está catalogado como tercermundista, por la buena reacción por parte de sus autoridades para controlar y neutralizar el virus de esta enfermedad mortal. Y mientras, ellos echando pelotas fuera, culpando a todos menos a los verdaderos responsables...

¿Vergonzoso o patético?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más