Puede sonar extraño saber que hay mucha gente que entrena demasiado, por encima de sus posibilidades físicas, pero esas personas existen. ¿Eres una de ellas y no los sabes?

El síndrome del sobreentrenamiento es cuando una persona llega a entrenar más de lo que su cuerpo puede asimilar y no da al organismo los descansos necesarios para reponerse de la actividad física. Un buen entrenamiento tendría que tener entre 24 y 48 horas de descanso, según la actividad que se haya realizado y unos alimentos adecuados para reponer los nutrientes que se han quemado durante la sesión. Cuando no se da este proceso, el cuerpo cae en cansancio crónico.

Hay muchas personas que no siguen el proceso como toca y, por ello no ven los resultados que esperan. Al tener cansancio acumulado, el cuerpo no puede llegar a alcanzar el nivel que toca en la actividad física que se realiza. Esto provoca que la persona no vea sus objetivos cumplidos y, tenga que entrenar más y más. Aquí empieza el sobreentrenamiento. Además, el sobreentrenamiento provoca múltiples lesiones en el cuerpo. Así pues, para aquellos amantes del gimnasio o de las actividades al aire libre, tienen que conocer que un entrenamiento intenso y sin el descanso adecuado provoca lesiones y no ayuda a conseguir los objetivos que queremos.

Cosas que evitar

Para que el entrenamiento sea eficaz cabe seguir unas pautas y no ir a nuestro ritmo y querer hacer más en poco tiempo para obtener resultados más rápidamente.

En primer lugar, se tiene que ir aumentando de carga, tiempo e intensidad de manera constante y no a lo bruto. La constancia y el buen ritmo son claves para llevar a cabo una buena actividad física. Siempre respetando los tiempos de descanso explicados anteriormente. Así pues, si eres de esas personas que les gusta entrenar y entrenar sin parar, te tienes que marcar unos horarios de descanso, al final el cuerpo termina agradeciéndolo.

No por entrenar más seguido, los resultados vendrán antes. El descanso ayuda a la recuperación física y mental.

Finalmente, también se tiene que tener en cuenta que el entrenamiento es algo con lo que disfrutar. Muchas personas van al gimnasio por obligación, la gran mayoría para perder unos quilos.

No obstante, también tienes que disfrutar cuando haces ejercicio físico, no sólo tiene que ser una obligación, sino que también un disfrute para el cuerpo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!