Beatriz Figueroa, una paciente que lleva años en tratamiento contra un Cáncer, se encuentra que, además, tiene que pelear con la Seguridad Social para que se le reconozca la enfermedad y le den la incapacidad laboral. El INSS insiste en que el cáncer está controlado y que puede continuar con su vida laboral sin tener presente que la quimioterapia es muy agresiva y deteriora el organismo.

Ella lo único que quiere es que el Gobierno de más importancia a este tipo de dolencia.

Los pacientes oncológicos se sienten muy desprotegidos ya que los inspectores alegan que el dolor es muy subjetivo y no se puede medir, con lo que solo pueden basarse en pruebas físicas. Es decir, una vez que se resuelven los síntomas inmediatos, producidos por la intervención a la que son sometidos los pacientes, no se tienen en cuenta los que se derivan de tratamientos posteriores.

Beatriz ha llevado su caso, en dos ocasiones, al congreso para solicitar que se atendiera su petición de una mayor protección para estos enfermos y solo ha conseguido que el PP deniegue su propuesta.

El pasado jueves se reunieron una pequeña congregación de simpatizantes de varias asociaciones, para apoyarla, en las puertas de los juzgados de Vigo donde tenía la vista de su caso.

Figueroa alega que lo único que ella pide es que le concedan la incapacidad laboral permanente hasta que se encuentre en perfecto estado de salud para poder afrontar su vida laboral y no la incapacidad laboral definitiva.

Ella quiere seguir trabajando y no convertirse en un "parásito social". Quiere conseguir con esto una estabilidad o seguridad económica (pasaría a cobrar 550 euros frente a los 426 que cobra ahora) si le aceptan su petición.

Además de las secuelas físicas, quedan las secuelas psicológicas. El INSS alega que puede ejercer labores que no conlleven responsabilidades y en cuanto a las secuelas físicas, el mayor argumento, es que el tumor ha desaparecido y no hay ningún informe que indique que pueda reaparecer.

Su médico de familia, que la trata desde hace años, declaró que Beatriz no está completamente repuesta para ejercer su trabajo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más