Recientemente la revista Cell, publicación científica que valida sus trabajos teniendo en cuenta calidad, originalidad, factibilidad y rigor científico antes de su publicación, ha dado promoción un posible descubrimiento esperado por siglos: la cura para el Cáncer pancreático.

El estudio científico realizado en del Instituto Salk de California, EE.UU demostró que la vitamina D modificada suministrada en forma de inyección puede tratar con efectividad los tumores malignos en el páncreas. Esta conclusión fue posible después de intentar múltiples modos de romper las defensas del órgano afectado.

Según los especialistas "las células que componen el tejido presentan un nivel alto de receptores de vitamina D, de tal forma que al introducir la vitamina en estas células el tejido que cubre el tumor se rompe".

El páncreas es el órgano encargado de segregación de enzimas digestivas que pasan al intestino delgado y produce hormonas, como la insulina, glucagón, polipéptido pancreático y somatostatina, entre otros, que pasan a la sangre. Su posición profunda en el abdomen hace que sea muy difícil de palpar y como consecuencia de esto los procesos tumorales tardan en ser diagnosticados a través del examen físico.

Otros de los problemas más apremiantes asociados a él es que el cáncer pancreático se resiste a la radiación y la quimioterapia, lo que no ayuda en nada a su tratamiento. Por esta razón es considerado como uno de los más graves en el mundo. No provoca síntomas de inmediato y cuando aparecen suelen se vagos e imperceptibles. Incluyen una coloración amarillenta de la piel y los ojos, dolor en el abdomen y la espalda, pérdida de peso y fatiga.

Frecuentemente se detecta tarde y se disemina rápidamente.

Es difícil su tratamiento y las posibilidades de vida son escasas. Los procesos médicos habituales no funcionan y las estadísticas demuestran que el 94% de pacientes mueren a causa de esta enfermedad. Varias personalidades como Steve Jobs, el creador de Apple, y el actor norteamericano Patrick Swayze, son algunas de sus víctimas más célebres, a pesar de contar con todos los recursos para ser tratados.

En la actualidad es gratificante la noticia que ya se haya comenzado a usar la vitamina D modificada en pacientes humanos.

Los resultados han sido prometedores. Es sencilla la solución; pero "el experimento con ratones demostró que aquellos a los que se les inyectó vitamina D modificada vivieron un 50% más que los tratados con medicamentos tradicionales contra este tipo de cáncer".

Ronald Evans, investigador del tema, aseguró que"una de las razones por las que esta vía se ha dejado de lado anteriormente es porque se había usado la vitamina D regular". Los especialistas ponen toda su esperanza en esta nueva versión del medicamento, modificada y sanadora.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más