Ciertos tratamientos médicos actuales implican un proceso en el que un tipo de célula humana se convierte a otro, tales como las células madre que se convierten en células de la piel. Durante este proceso, hay una etapa llamada la etapa de células madre, donde las células originales pueden convertirse en múltiples tipos de células, en lugar de solamente el tipo deseado. Pero ahora un equipo de científicos de la Universidad de Washington en los EE.UU. ha descubierto la manera de evitar la etapa de células madre, y las células de la piel se han convertido con éxito directamente en células funcionales del cerebro (neuronas).

El equipo produce un tipo específico de célula cerebral llamada neurona espinosa media. Estas células nerviosas son importantes para controlar el movimiento del cuerpo y son el principal tipo de célula afectada en la enfermedad de Huntington.

Los hallazgos, publicados en la revista Neuron, informan que las células se implantan en el cerebro de los ratones, y sobrevivieron durante al menos seis meses.

"No sólo estas células trasplantadas sobrevivieron en el cerebro del ratón, sino que mostraron propiedades funcionales similares a las de las células nativas", dijo el biólogo del desarrollo y autor principal del estudio, Andrew S.

Yoo, en un comunicado de prensa. "Estas células son conocidas por extender proyecciones en ciertas regiones del cerebro. Y encontraron que las células humanas trasplantadas también conectaban con estos objetivos distantes en el cerebro del ratón."

El equipo hizo crecer las células de piel humana en un entorno que se parecía al de las células cerebrales. Seguidamente expusieron las células cultivadas a dos microARN - pequeñas moléculas no codificantes - que descondensaban el ADN necesario para las células del cerebro.

El siguiente obstáculo era reprogramar las células para que fuesen neuronas espinosas medias específicas, y esto se hizo mediante la exposición a factores de transcripción - moléculas que controlan la actividad de un gen.

El equipo ahora está reprogramando células tomadas de pacientes con la enfermedad de Huntington en neuronas espinosas medias, utilizando este método.

Este nuevo enfoque presenta la posibilidad de utilizar las propias células de un paciente en la medicina regenerativa, reduciendo drásticamente el riesgo de las células de ser rechazadas por el sistema inmune.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!