El Reino Unido lleva una temporada agitado por tremendos escándalos de abusos sexuales que involucran a sus autoridades e instituciones. Tras el escándalo de red de pederastia, con más de mil cuatrocientos abusados, que le ha estallado al gobierno inglés por su actuación, ahora es la actriz Samantha Morton quién denuncia que sufrieron, ella y muchas chicas más, abusos sexuales por parte de miembros de servicios sociales del gobierno.

La actriz -que interpretará a Agatha en la película "Minority Report" (2002) y que estuviera nominada al Oscar dos veces por sus papeles en Acordes y desacuerdos (1999),y En América(2003)- ha declarado que ,cuando tenía trece años y estaba internada en un centro para menores de Nottingham, en el norte de Inglaterra,sufrió abusos por parte de dos trabajadores del mismo.

Samantha, que ahora tiene treinta y siete años y estuvo en aquella institución hasta los dieciséis, añade que  muchas de las personas que abusaron de sus amigas eran muy altos cargos de los Servicios Sociales.Y que en los años ochenta aquello era muy común.

Solamente dos semanas antes se ha sabido que una red de abusos sexuales de origen paquistaní fue encubierta por temor de las autoridades británicas de que se les acusase de racistas.Mientras policía y gobierno inglés miraban para otro lado, 1.400 niñas fueron abusadas en Rotherahm, en South Yorkshire.Numerosas niñas que denunciaban lo que estaban sufriendo eran invitadas por la autoridades inglesas a retirar las citadas denuncias.Los abusos sexuales se prolongaron durante dieciséis años por que la inacción de la policía,las autoridades municipales y las agencias de protección de menores.

La mayoría de las pruebas. Agentes han declarado que recibieron instrucciones para no actuar,a pesar de que se trataba de violaciones múltiples,palizas, y explotación sexual.

The Thimes ha descubierto que más de doscientos abusos eran conocidos por las autoridades y fueron deliberadamente ocultados ante el temor de ser llamados racistas por ser paquistaníes sus autores.

Morton manifiesta ha declarado al periódico "The Guardian" que "Quiere que esto se haga público.Sabemos que el abuso sexual está extendido,pero no entiendo por qué no hay investigaciones más profundas en otras zonas del país. No es solo Rotherham. Por supuesto, ningún colectivo ha exigido que el gobierno ingles o  pida perdón; la trilogía Milenium se es toda ella una muy rentable ficción; sería más verosímil si se hubiera ambientado en el entorno de lo gobiernos de Gran Bretaña.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!