El 11 de septiembre de 2014 será recordado por el año de la V. Es difícil encontrar una manifestación tan multitudinaria. Hace un año los organizadores la Asamblea Nacional Catalana (ANC) sorprendieron con una cadena humana (Via Catalana) que recorría toda la costa catalana con ramificaciones y tramos dobles. Sorprendieron no por lo original, ya que otra cadena ya fue hecha por los países bálticos para reclamar su independencia de la URSS, pero la distancia por número de habitantes no parecían posibles más la necesidad de organización para repartir la gente de forma eficiente en toda la cadena. Este año el reto era superior porque la superficie a llenar era inmensa 550.000 m2 (11 km por 50 m), contabilizando la necesidad de número de inscritos de 500.000 para el mosaico, los cuales se superaron.

Como suele suceder la cifra de participantes suele variar según quien la diga. La manera más fácil es compararla con anteriores. Por ejemplo la manifestación por el asesinato de Ernest Lluch ocupo unos 200.000 m2 y es considerada la más grande. Se habría de analizar la compactación y otras variables pero seguro que menos gente no había en la del 11S del 2014. Aunque como era de esperar la Delegación del Gobierno cifró a la baja dando la cantidad de 400.000 asistentes.

Es curioso que la Delegación del Gobierno de cifras de participación cuando no tiene ninguna competencia en seguridad ciudadana. Quien sí la tiene que es la Guardia Urbana (y los Mossos d'Escuadra) dio como cifra 1.800.000 participantes, 200.000 participantes más de la cifra de la del 2012. Independientemente del baile de cifras por tamaño es comparable a la manifestación que hubo después de las caminatas hacia Madrid; aunque en esta también se ha de decir que la Delegación del Gobierno en Madrid también se lució dando cifras.

Un aspecto que también cabe destacar es la ausencia total de incidentes. De hecho el único incidente de esta "Diada" se produjo en Madrid, donde el diputado Sanchez Llibre volvió a ser agredido por fascistas, esta vez saliendo del acto informal en la "Blanquerna". Ni banderas quemadas ni ataque a escaparates ni quema de contenedores durante la V.

El gobierno y sus voceros empezaron solo terminar la manifestación a minimizar ésta. Ante la cifra de la Delegación del Gobierno, se empezó a acusar de exageración, afirmar que era la manifestación más masiva de la historia, cuando la de Lluch era más del doble, algo que objetivamente no es verdad. Aun así seguramente no es la masiva, aunque creo que eso poco importa, esta manifestación es un Hipohuracanado grito que como sucede con este gobierno siempre acaba ignorando. Pero con esta cuestión como otras el volumen cada vez es mayor, y el gobierno no se puede quedar sentado esperando que se arregle sólo.

Haz clic para leer más y mira el vídeo