El partido que lidera en estos momentos Pablo Iglesias, tiene un nuevo objetivo a la vista, y su nueva víctima es muy poderosa y de la cual van a tener que batallar mucho para poder vencerles, y no son más que los sindicatos tradicionales UGT y CCOO.

Desde la formación política Podemos se está estudiando y con mucha fuerza la posibilidad de lanzar su propio sindicato para hacer frente al inmovilismo y mal hacer de las dos grandes centrales de trabajadores. Las acusan de estar de acuerdo en todoas las decisiones que se toman en el gobierno y que no hacen nada, así como de estar tan corruptos como los partidos, a los cuales los considera casta.

De momento la idea está empezando a rodar, porque conocedores de que en menos de un año se va a mover todo el panorama electoral tanto a nivel de comunidades, autonomías también se van a producir en los sindicatos. Quieren una revolución de la clase obrera y por eso se están poniendo en contacto con los pequeños sindicatos de las ciudades y que no tienen tanta fuerza para unirse y formar un gran sindicato relacionado con el partido.

Este es un paso más por parte del partido de Podemos para intentar llegar al máximo poder, y tener todo atado y bien controlado. Su deseo es hacer frente a los empresarios, conseguir que se metan el nuevo sindicato en las empresas, optar a los cursos de formación y moverse bien por todo el territorio.

El problema más gordo que se les presenta es que necesitan de varias cosas, la primera es de infraestructuras, cosa que de momento no tienen, locales, gente y demás mano de obra, recursos que como pequeño partido político no pueden optar. También necesitan de apoyo de comunicación cosa que las dos centrales sindicales si tienen, y ellos de momento no han conseguido nada.

Es una lucha de un grupo de personas que quieren convertir a España en su propio centro de revolución con un programa que tienen que redactar con mucho ojo porque pueden al final verse devorado por la circunstancia y volver a dar clases de donde salieron.

Tienen que pararse a analizar todo detenidamente y no querer ser tan ambiciosos porque al final acabarán cayendo como moscas, desde los dos grandes sindicatos no se van a quedar quietos y ya pondrán toda su maquinaria para frenar el avance del futuro nuevo sindicato ya que les puede quitar fuentes de financiación.



Sigue la página Podemos
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!