9.000 millones de euros volverán a los bolsillos de los contribuyentes en los 2 años próximos según el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, un ahorro potencial según Hacienda. Rajoy también hizo hincapié en el mínimo exento de declarar por IRPF:

Incremento hasta los 12.000 euros del mínimo exento de declarar por IRPF, rebaja a partir del 1 de enero del 2015: quienes ganen menos de 12.000€ dejaran de pagar IRPF y el 72% de los contribuyentes que tienen una renta menor a 24.000€ tendrán una reducción de cerca del 30% en 2 años. Esta medida únicamente afectaría a unos 400.000 contribuyentes sin cargas familiares ni personales y supondrá un ahorro de apenas 49 euros anuales, una zanahoria muy corta para un palo tan largo…

Las indemnizaciones por despido seguirán exentas hasta los 180.000 euros, fiscalidad que ha tenido efecto el 1 de agosto de 2014: se eximirá de tributar el 99,9% frente al 79% de las indemnizaciones que se estimaba al principio, según cálculos de Hacienda.

Una diferencia bastante notable con el anterior planteamiento si la exención iba a ser de 14.000 euros (con una antigüedad de siete años) ya que el mínimo exento operara independientemente de la antigüedad.

Se permitirá rescatar los planes de pensiones a los 10 años, la llamada "ventana de liquidez", es decir, situación o circunstancia en la que se puede recuperar el dinero aportado a un plan de pensiones antes del momento que permite la ley. Los planes de pensiones solo se podían rescatar en los casos de desempleo de larga duración y la enfermedad grave, ahora han añadido uno nuevo: la antigüedad mayor de 10 años de las aportaciones. La cuenta empezará a correr el 31 de diciembre de 2014, se podrá hacer efectiva esta devolución anticipada a partir del 1 de enero de 2025 (10 años), el dinero recuperado tributara como rendimiento del trabajo en el impuesto de la renta, a diferencia de los PIAS (Plan Individual de Ahorro Sistemático) que tributa como rendimiento del capital mobiliario.

Se bajara el tipo de impuesto de sociedades del 30% al 25% y se mejorara el incentivo a la I+D, elevando a cinco millones el importe de dicha deducción para aquellas empresas que destinen a estas actividades más del 10% de su cifra de negocios.

Esta reforma ha recibido muchas críticas negativas tanto de economistas especializados como de los partidos contrarios, está claro que no nos beneficia ya que ese ahorro potencial de hasta 9000 millones de euros apenas servirá para compensar parcialmente las históricas subidas de impuestos aprobadas por Cristóbal Montoro y la inmensa mayoría de comunidades autónomas y municipios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!