China vuelve a estar a la palestra de las noticias como uno de los países más consumidores de madera del mundo, muchas veces lo hace de manera legal y otras de forma ilegal, lo que le importa es que el crecimiento de su economía no se detenga. Es precisamente de los bosques templados de la China de donde proceden las Paulownias Fortunei, una de las plantas que le ofrece al mundo la posibilidad de menguar el daño masivo y lacerante que se le hacen a las selvas y bosques de nuestros planeta, creando alternativas viables, para dejar descansar millones de hectáreas de terreno que son usadas en la obtención de madera para la industria mundial.

La Paolownia es una planta de muy rápido crecimiento llegando a alcanzar unos 30 mts. de altura, además sus grandes hojas de unos 60 cm de diámetro, liberan grandes cantidades de oxígeno a la atmósfera y absorbe diez veces más dióxido de carbono que otra plantas. Sirven como compost y abono por su gran valor nutritivo. No es necesario replantarla ya que después del corte sale nuevos brotes, sus raíces son profundas, fuertes y crecen en suelos propensos a la erosión, por lo que son de gran ayuda para suelos en declive. Son plantas ornamentales y sus flores vistosas y llamativas atraen a las abejas que producen una miel de exquisito sabor.

En Estados Unidos el uso de las Paulownias ya está superando casi un 16%, reemplazando a maderas más comunes, por la calidad de la misma.

La riqueza de esta planta está en su madera a parte de sus otras magníficas cualidades. El uso en la carpintería por ser livianas y duras son muy beneficiosas, para la elaboración de armarios, muebles, camas, somier, puertas, juguetes, mesas, sillas, ventanas, palets, vigas para la construcción de viviendas, también son de gran utilidad para los revestimientos interiores de embarcaciones y aviones.

También son usadas para cabañas, chalets, contrachapados, marcos para las pinturas y obras de arte. En realidad la utilidad de esta madera tiene un sinfín de usos en el que también podemos incluir la obtención de pulpa de madera, papel y fibra.

Viendo el mercado tan amplio que tiene la siembra, comercialización e industrialización de la madera obtenida con la Paulownia no dudamos que puede ser para un futuro no muy lejano una esperanza para que los países industrializados dediquen millones de hectáreas a la siembra de este tesoro maderero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!