Así como en España, la moda y lo que se lleva ahora parece ser la delgadez extrema, contraria a cualquier prototipo de mujer hermosa en el siglo XVIII, en Japón también ha cambiado este ideal; actualmente los ojos rasgados, característica típica asiática (de ahí otro nombre por el cual se les conoce, “achinados”) no resultan atractivos. Las medidas que una gran parte de estas mujeres está tomando para dar un cambio a su aspecto físico son descabelladas y rozan lo insano.

La nueva tendencia para evitar pasar por una sala de operaciones es el uso del pegamento. Ahora el maquillaje ya no sólo consiste en una base de colorete o un poco de rímel, siendo extravagante ya el uso de pestañas postizas y artilugios por el estilo; ahora resulta que se ha puesto de moda un pegamento que se aplica con un palo en el borde del párpado, lo que consigue que éste se quede pegado a la parte superior del ojo y se pueda ver mejor el interior, disimulando la forma rasgada y redondeando la superficie.

La occidentalización, es decir, el proceso que llevan a cabo las personas orientales que quieren adquirir un físico europeo, ha hecho que Corea del Sur se convierta en el país número uno en cirugías estéticas. La de párpados es a la que más se someten las coreanas, puesto que parece ser que es el mayor complejo que estas poseen. También hay una gran cantidad de gente que se somete a tratamientos de botox.

Está claro que uno debe sentirse a gusto consigo mismo, pero en esto no debe afectar la opinión de los demás ni el estereotipo de belleza del momento. La variedad de cultura es algo muy bonito y valioso que posee nuestro mundo y con este tipo de operaciones estamos haciendo que desaparezca. De todos modos, no debemos olvidar que una persona preciosa por fuera pero vacía por dentro no vale nada, y que, de momento, no han hallado forma de someter la personalidad a una operación en quirófano.

Vídeos destacados del día

Así que, cada uno debe quererse y aceptarse como es, sin tener que jugar con su salud o someterse a un tratamiento antinatural como las prácticas citadas anteriormente.