Si eres homosexual o has mantenido relaciones homosexuales alguna vez en tu vida, olvídate de donar sangre en Francia pues el Gobierno Francés ha lanzado una nueva ley en la que te prohíbe donar sangre. Con esta nueva legislación, el gobierno actual de este país europeo equipara a las personas homosexuales con personas enfermas que tampoco pueden donar sangre, como es el caso de los drogadictos, las personas con hepatitis o con VIH.

En la web de peticiones públicas, Change.org, se está llevando a cabo una campaña de firmas para enviarla al Ministerio de Sanidad Francés e intentar que se canvie esta ley que vulnera un derecho civil como es la posibilidad de donar sangre y poder ayudar a otras personas que precisen de tu ayuda.

Con esta nueva ley, el Gobierno de Francia está metiendo en el mismo saco a personas enfermas, que no pueden donar sangre por razones evidentes de contagio, con personas que, simplemente, tienen una orientación sexual hacia su mismo sexo.

¿Cómo puede estar ocurriendo esto? Y, es más: ¿cómo puede ser que todavía, hoy en día, en el siglo XXI, estemos hablando de este tipo de discriminación en la que se está considerando a un homosexual como una persona enferma?

Hace unos días salía a la luz que Marine Le Pen sería juzgada por los comentarios racistas que profirió en 2002 y que equiparaba los rezos de musulmanes con la invasión nazi en París durante la Segunda Guerra Mundial.

Y ahora nos encontramos con esta situación: una vez más, en Francia, vuelve a salir a la luz la cara más conservadora, de derechas y más intolerante de los últimos años.

En este sentido, el pasado 17 de julio del 2014 el Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea expuso que el hecho de ser homosexual no justifica esta nueva ley francesa: "Al excluir de forma definitiva de la donación de sangre a todo hombre que mantenga o haya mantenido relaciones sexuales con otro hombre, la normativa francesa introduce una evidente discriminación indirecta fundada en la combinación del sexo (los hombres) y de la orientación sexual (la homosexualidad y la bisexualidad)".

Por este motivo, Steven Kuzan de profesión auxiliar de enfermería y de origen francés ha creado una campaña de petición de firmas para intentar suprimir esta ley que vulnera, de forma evidente, los derechos de los homosexuales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más