Cerrada al público. Así se mantiene la famosa atracción "Infierno" de Terra Mítica, en la que el pasado lunes falleció un joven irlandés de 18 años. Los responsables del parque están haciendo pruebas de seguridad para arreglar los daños y, garantizar a los visitantes su uso otra vez.

El parque de atracciones de la localidad alicantina, Benidorm, abrió ayer las puertas con total normalidad, después del accidente ocurrido este lunes. No obstante, el paso a "Infierno" está prohibido hasta que se realicen todos los arreglos y vuelva a ser una atracción segura.

La mayoría de usuarios son de nacionalidad británica debido a la temporada en la cual nos encontramos.

Terra Mítica se ha puesto en contacto con la empresa responsable de dicha atracción para que investiguen las causas de la tragedia. Todo indicaba que fue culpa de uno de los arneses que se abrió sin motivo alguno. No obstante, responsables del complejo afirman que estos arneses sólo se pueden abrir cuando están parados. Todos los trabajadores están asombrados con lo ocurrido ya que, aseguran que "Infierno" es la atracción más nueva del parque, lleva allí des del año 2007 y, en los catorce años que hace que está el parque abierto, nunca antes había habido ningún accidente.

Apoyo a la familia

El alcalde de Benidorm, Agustín Navarro lamentó ayer lo sucedido. Navarro expresó su más sentido pesar delante los hechos y, confía en que la investigación aclare lo ocurrido. También el resto del consistorio ha ofrecido todo el apoyo a la familia del joven.

Por su parte, los directivos del parque Terra Mítica están en contacto con la familia del fallecido y no dejan de preocuparse en ningún momento por su estado.

Para ellos lo más importante es que se aclare todo cuanto antes y sobretodo el bienestar de los familiares de la víctima.

¿Qué ocurrió?

El pasado lunes un joven irlandés de 18 años falleció tras salir volando de una de las montañas rusas del famoso parque, Terra Mítica y caer al vacío. El accidente se registró en la atracción "Infierno", donde los usuarios dan vueltas de hasta 360 grados y van a 60 kilómetros por hora.

Diversos dispositivos sanitarios y agentes de la policia Nacional y Local se desplazaron hasta el lugar del accidente pero no pudieron hacer nada por la víctima.

Las primeras hipótesis señalaban que probablemente uno de los arneses se hubiese soltado. No obstante, los responsables del complejo aseguran que es imposible, ya que los arneses se bloquean y sólo se pueden abrir cuando están parados. Así, los directivos del parque de atracciones se han puesto en contacto con la empresa alemana fabricante de la atracción para esclarecer los hechos. Asimismo, se ha abierto una investigación judicial para seguir aclarando lo ocurrido el pasado lunes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!