Da la sensación que muchos comentarios consideran el conflicto Israelí Palestino como un partido de fútbol, "mi" equipo contra un rival. Es cierto que esta visión le da mas "emoción" al tema, pero viéndolo desde una perspectiva humana es contraproducente y dañino.

Cualquier futbolero conoce la diferencia entre presenciar un partido "tuyo", i.e. de tu propio equipo y un partido cualquiera o "ajeno". El partido " tuyo" son 90 minutos de pura emoción, angustia, y al final alegría o decepción. En cambio, el partido " ajeno" , aun que siendo entre equipos de primera línea del mundo, es como una obra de arte en un museo.

Bonito pero distante.

Por ese motivo, al decidir asistir a un partido "ajeno", tengo un pequeño truco para poder disfrutar : decidir de antemano a favor de quien estoy. En ocasiones sera a favor de los "débiles", a veces opto por los compatriotas, en algunos casos a favor de quien esta a punto de un logro histórico ( ej. La primera liga en X años) …etc.. Y como arte de magia, de repente solo veo "mis" penaltis no pitados, las faltas "brutales" del otro lado, los fuera de juego excesivos... lo que es seguro es que el colegiado siempre se lleva su porción de insultos.

De todos modos se trata de solo un pequeño truco para poder disfrutar de una velada futbolística, no es una cuestión "racional", así que no hay reglas ni explicación lógica.

El problema radica cuando una actitud valida para el espectáculo futbolístico se aplica al ámbito de las ideas políticas. Por ejemplo en lo relacionado con el conflicto Palestino / Israelí, y especialmente durante periodos de escalada de violencia esta actitud es mas que evidente.

Alcanza abrir las paginas de redes sociales o periódicos y ser testigo de expresiones unilaterales , intencionalmente parciales . Parece ser al sentarse en la grada del "espectáculo" bélico personas razonables se transforman en maquina propagandistas, como si de un partido de futbol "suyo· se tratase. De repente lo único que son capaces de ver es el sufrimiento de "mi" lado , mientras que la "culpa", la "violencia", el "terror", en fin todo lo malo pertenece al "otro".

Así se da que expresiones genéricas y colectiva tipo "Asesinos", " Terroristas" y mas pasan a ser moneda de cambio. En los casos mas graves se aplica sin tapujos la analogía por excelencia , el Holocausto Judío y la barbarie Nazi.

La aplicación de una fórmula futbolera a un conflicto político es un grave error conceptual, para no decir palabras peores. Un partido de fútbol esta diseñado para ganar o perder, "todo o nada" y por eso implica una parcialidad ya que es imposible que ambos equipos ganen. Sin embargo, el "mini conflicto" desaparece al cabo de 90 minutos ( o se transforma una rivalidad " eterna" de bar), y en el peor de los casos se asume la derrota y se pasa pagina.

Empero, el conflicto bélico implica sufrimiento humano real ( muertes, heridas, destrucción) en ambos lados , y ya por este motivo es de necio aplicar la misma regla a una patada y a una bomba.

Además, en el ámbito político, es casi imposible hablar de "ganadores o perdedores" por que el partido no esta limitado en el tiempo ( o espacio) a 90 minutos . Guste o no, Palestinos e Israelíes no tienen ninguna intención de abandonar el terreno de juego (ni tampoco hay tarjetas rojas) , así que si es un conflicto para rato. Por eso, lo que parece ser "hoy" una goleada no implica "victoria" porque el otro lado tiene bastante tiempo para empatar y /o causar daño.

Es mas, cuando mas grave es la falta cometida por un lado , la represalia del otro lado también aumenta en una escalada que no tiene fin.

Además , el típico comentario tipo "Arbitro" sobre "quien tiene razón" es contraproducente, para no decir hipócrita. En teoría , cualquier debate moral o ético es una invitación a la imparcialidad y es bienvenido, futbolísticamente hablando, debería ser acompañado con una petición de parar el partido para hablar. Pero si el debate moral no reemplaza el partido bélico sino sirve como justificación a las atrocidades , entonces no es una invitación al dialogo sino mera propaganda que solo sirve para atrincherarse.

En estos días violentos, los " jugadores" en el campo, Israelíes y Palestinos, están implicados en el "partido" de supervivencia y por lo tanto entiendo la dificultad de tener una visión de amplia perspectiva y adoptar una visión menos unilateral del conflicto. Sin embargo, la ventaja de la grada es que disfruta de una relativa distancia que permite ver todo el campo sin tener que estar condicionado a nivel personal . Justamente por eso, es de esperar , mejor dicho exigir de la grada que cumpla con su deber y ayude a que se escuche una visión mas imparcial del conflicto.

Una perspectiva mas humana sustituiría a los típicos cantitos o slogans "futboleros" que de nada sirven.

Y si lo queréis mantener en el ámbito futbolero, no hay gol mas precioso que el poder ser participe en un golazo que seria terminar con el conflicto o por lo menos minimizar el sufrimiento de ambos lados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!