El Partido Socialista ya tiene secretario general. Pedro Sánchez fue elegido ayer con el 48,6% de los votos, frente al 36,19% del vasco Eduardo Madina y el 15,12% del representante José Antonio Pérez Tapias. En estas elecciones ha participado casi el 66 por ciento de los militantes.

El madrileño ha ganado en once de las diecisiete comunidades autónomas, siendo en Andalucía el lugar donde ha obtenido el mayor número de votantes. El nuevo secretario del PSOE ha renovado su compromiso de unidad y por eso, ha propuesto a Madina y a Tapias que formen parte de la ejecutiva del partido.

Sánchez afirma que en el nuevo PSOE no sobra gente si no que faltan personas y, todos aquellos que quieran colaborar serán bien acogidos por el secretario general. El primer objetivo del candidato socialista es recuperar la seña de identidad que siempre ha tenido el partido de izquierdas. También proclamó que protegerían a los más débiles, unirían España y tendrían una voz nítida para los europeos.

Sánchez ha dicho que será "implacable contra la corrupción" y ha puesto de manifiesto lo que no quiere: desigualdad, violencia de género, la prohibición de la libertad de las mujeres y la no convivencia entre los pueblos de España.

Sánchez ha reivindicado hoy que tanto él como la dirección federal del partido serán los encargados de ordenar el calendario y poner fecha para las elecciones primarias, donde se elegirá al líder socialista, representante del partido en las urnas el próximo 2015.

Mallorca y Balears apuestan por Pedro Sánchez

El candidato preferido por la líder del Partido Socialista balear, Francina Armengol y, toda su cúpula fue en todo momento Pedro Sánchez.

Con el 43,8 % de los votos se impuso a los otros dos representantes. No obstante, a Madina le faltó poco para obtener la victoria de Palma y Menorca. En Mallorca, el ganador obtuvo 552 votos, su candidatura consiguió el mismo éxito que la de Armengol hace unos meses en la Part forana de la Isla. Inca, Calvià y Manacor son los municipios donde hubo más votos a su favor.

En las islas, hubo pelea entre dos candidatos, Sánchez y Madina.

Los dos obtuvieron muy buenos resultados y hubo poca diferencia.

Por otra parte, estas elecciones no motivaron a tantos participantes como lo hicieron las pasadas primarias donde Armengol y Calvo eran las candidatas. En las de abril, hubo un 80 por ciento de votantes, mientras que en las de ayer, sólo un 66%.

Tras conocer los resultados, la líder del PSOE en Mallorca los calificó de "históricos". La socialista dijo del nuevo candidato que era un joven con experiencia y gran capacidad política y profesional. Conoce Baleares, ya que veraneó allí de pequeño. Con Sánchez al mando, empieza una época de unidad y cambio para el Partido Socialista.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!