Venezuela, espejo ustorio a mostrar. Pero con el centro resquebrajado. Así que poca luz y calor puede reflectar. Si no hubiera dejado de servir ya. Mucho cambio es necesario realizar o este modelo, mascarón de proa hoy de la nefasta derrota tomada, verá con alegría que su aciago régimen político se expande a la vieja Europa, también. O muy reaccionarias políticas han de propalarse en el viejo continente.

Y gracias a sus más ilustres hijos y a su labor magistral, pedagógica extendiendo el germen de tal peste.

No es que sigan en vigor, efectivas, las ideas del comandante difunto, a través de la marioneta instalada en su sentadero. Es que el pueblo no encuentra que comer y pasa necesidad. Este es el abono de tan sencilla política. Y lo peor es que tales doctrinas son esporas contagiosas que explotan, no en vano provienen de la cabeza de un golpista que tan sutilmente incrustó sus credos en la testa de los seguidores hastiados por la pobreza que hasta inconscientemente repiten las misma palabras que dijo.

Será por haber ocultado sigilosamente el chavismo que profesan descaradamente, pero el subconsciente les traiciona, dejando ver el pelo que usaron en la dehesa.

"Por ahora no hemos alcanzado nuestros objetivos"

Hablamos del santo y seña del discurso revolucionario. Cito palabras de la noche del día en que se celebraron los recientes comicios europeos. Textualmente Pablo Iglesias dijo: "Por ahora no hemos alcanzado nuestros objetivos." La misma frase que pronunció el comandante Chávez, ante la luz, taquígrafos y todo el mundo que lo vio y oyó.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos

Es un testimonio imborrable de cara a cualquier posteridad, aunque mantengan que haya muchas más benefactoras que las interesadas, cuando se rindió tras el frustrado golpe de estado. Esas palabras son el santo y seña de la izquierda revolucionaria latinoamericana. Es el discurso del "Por ahora". Inamovible en su presentación sigue emanando espuma destructora, secreta bilis que solo lleva a los oídos palabras que no están dirigidas más que a la catástrofe de lo menos malo que tenemos por gobierno, como carátula de bienestar universal a la que intenta adjuntar su discurso.

Aunque de mil se cumpla un promesa.

Algo semejante quiso implantar el anterior gobierno socialista y acabó engrandando los problemas para España, reprendidos por Europa y todo, sí. Y uno de ellos es hoy quebradero de cabeza para España, que no para Europa, aunque sea el destino final de la mayoría de esta inmigración ilegal. Aunque si Zp les solucionó el problema eliminando fronteras físicas, el populismo eliminaría la valla de Melilla.

Pero no por eso menos verdad hiriente y ominosa. Aceptar lo suyo como bueno es labor de manicomio, tras las experiencias socialistas de Europa del Este, no populismo ciertamente, pero abandonando sacros principios revolucionarios y corriendo a la desesperada a ver quién se coloca mejor en el naciente capitalismo, odiado de siempre por los ilustres profetas, difuntos hasta ideológicamente, a causa de lo rechazado por los prebostes anteriores.

Más cerca han estado de conseguir lo prometido ideado a sus ancestros revolucionarios y solo hay que ver el capitalismo feroz que practican en todos los países en que intentó implantarse la igualdad de clases sociales.

Y un ejemplo de cómo hubiera llegado a ser España, o llegaríamos a conseguir tamaño modelo exportable y para sangrar más nuestras carnes lo vemos mirando a Venezuela hoy mismo, social y económicamente, cómo vive la población, sus carencias y, dentro del bienestar universal predicado, ni siquiera son capaces de disfrutar de la libertad de elegir, porque no se lo facilitan. No hay donde comprar. Pero nada: Ni ideas ni productos necesarios de consumo. Desde bienes elementales a cualquier clase de libertades para cerrar con nudo gordiano todo intento de abrir ventanas, airear los podridos interiores infectos del privativo círculo vicioso del cambalache distribuido desde la propia tele, desde los mítines multitudinarios, desde el odio al capitalismo, y ni encontrar papel higiénico para hacer su labor tras visitar el excusado.

Aparte del castigo y persecución a los contrarios de ideas, ya me gustaría saber qué otras materias fueron las aprobadas con sobresalientes por el nuevo líder político español. Porque lo que es seguro que no salieron de sus clases como alumno en la Universidad. ¿Y de las suyas como profesor? Hay quien dice que alecciona a sus alumnos en este tema.

¡Larga vida a los modernos profetas que son y serán al calor de la conveniencia! Que su propio Babel transforme el mensaje dañino con que tratan de sublevar a los hastiados. Nada menos que los sujetos pasivos de la carestía histórica actual, con la que nada tiene que ver, salvo su acepción en las urnas. O por hacerlo. Porque se vota la opción, y todo. Lo que implica elección previa. Aunque el error propio sea mejor iniciativa que los recortes impuestos. Pero queda la esperanza de que otro venga que bueno haga de este presente calamitoso. Y no precisamente las opción populista como la que se acerca.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más