El conflicto de Gaza aún no se ha acabado, pero ya se puede notar que en el seno de la sociedad Israelí una serie de brotes "marrones", i.e. una incipiente versión de Macartismo económico, para no decir cosas peores. Independientemente de las consideraciones éticas e históricas que conlleva políticas de este estilo, la aplicación de la presión económica podría tendría graves efectos novicios hacia el mismo Estado de Israel. En otras palabras, es un cuchillo político de doble filo.

En primer lugar, a que me refiero al hablar de Macartismo ¿No es muy fuerte?

Pues ejemplos no faltan:

Despidos: Internautas que expresaron abiertamente opiniones minoritarias (i.e. critica a las actuaciones del Gobierno Israelí) fueron despedidas de su trabajo.

Boicot: El Señor Lieberman, Ministros de Relaciones Exteriores llamo a boicotear a aquellos negocios Árabes (20% de la población) que tomaron parte en la huelga de protesta contra la política del Gobierno.

Control: La Universidad Ben Gurion anuncio que monitora las expresiones políticas de su staff en las redes sociales (o sea, fuera de las aulas y de la universidad).

La presión económica (despido, boicot, amenazas indirectas) por mantener ideas políticas minoritarias es una práctica de poca ética, y además de ser e ilegal genera un clima de miedo constante y malestar político que no coincide con los fundamentos de un estado de derecho.

Sin embrago, y hablando de REAL POLITIK, estas medidas son contraproducentes a nivel macro político ya que el Macartismo interno da legitimidad al uso de la presión económica para conseguir fines políticos.

Desde hace bastante tiempo existe en Europa y EEUU grupos BDS (Boicot, Des inversiones, Sanciones), que representan organizaciones que creen que una presión económica constante a Israel obligara a esta a llegar a un acuerdo de paz con los Palestinos. La idea no es nueva: Napoleón implemento hace 200 años un bloqueo económico contra el Reino Unido, Gandhi llamo al boicot de la mercancía Inglesa y más.

Se supone que el éxito más reciente de esta filosófica es el fin del sistema de Apartheid (presión económica) y por lo tanto se cree que funcionaria con Israel.

Cabe mencionar que la mayoría de los Gobiernos, o figuras de la talla del Prof. Noam Chomsky, se oponen rotundamente a este tipo de presión. Los argumentos normalmente se apoyan en la problemática desde una perspectiva ética, ya que un boicot implica "castigar" a una población por las actuaciones de un gobierno (aun democráticamente votado por su población). Según esta tesis, es la población Israelí quien tiene derecho a presionar a su gobierno mediante la actuación política.

Ahora bien, si el mismísimo Gobierno Israelí, o mejor dicho un miembro de la más alta jerarquía política llama al boicot y a la presión económica, ¿como se puede oponer a esta medida de presión externa? Si una herramienta es legítima en el debate interno dentro de la sociedad Israelí, ¿entonces por qué no es válido en el contexto internacional? ¿Qué dirá el día de mañana el jefe de la Diplomacia Israelí a un Gobierno que decida boicotear a Israel? ¿Que está mal hacer eso?

Además, el Macartismo interno pone en duda el argumento del derecho exclusivo de la ciudadanía Israelí a decidir. En primer lugar, tras las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial la Comunidad Internacional puso límites a lo que está permitido a los gobiernos hacer en nombre de la Soberanía Nacional.

No todo está permitido Aun así, la soberanía tiene como base moral el derecho de los propios ciudadanos a opinar y cuestionar (porque si no, ¿qué sentido tiene la "soberanía"?) y si se rompen las reglas de juego, se han de romper todas.

Por lo tanto, quien apoye medidas disciplinarias o castigos ejemplares económicos para disidentes, en realidad transforma el Boicot económico en un arma política legítima. En este sentido, Israel como país pequeño y económicamente muy abierto (o sea exporta e importa mucho) es muy vulnerable a este tipo de actuaciones y un boicot podría tener graves consecuencias en su economía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!