La tierra está sufriendo y todo por culpa de los seres humanos.Todo esto se debe a la nula capacidad de muchos países de reciclar la basura que se genera, y por tanto se vierten al mar.

La historia se ha comenzado a gestar desde hace unos años, pero se ha incrementado notablemente en los últimos cinco años, pasando de un par de islas de basura, a ser más de 8 distribuidas por todo el mundo.

Las primeras que se vieron estaban situadas en el océano Pacífico cercano a las costas de Hawaii ocupando una superficie de unos 80 kilómetros cuadrados y la segunda en el oceáno índico cercano a la costa de la India, y siendo de la misma capacidad.

Estas islas de basura son principalmente restos plásticos y de gasolina que se han ido juntando hasta formar una superficie de este tamaño.

Ahora esta basura se ha incrementado y han dado lugar a nuevas islas de basura ya distribuidas por todos los océanos. Se están formando en los otros océanos nuevas superficies, se incrementan las ya existentes y aquí no hay nadie que diga nada.

Las organizaciones ecológicas no hacen más que incidir en la necesidad de limpiar bien, reciclar todo como dios manda, e insta a las naciones unidas a tomar cartas en el asunto, porque está afectando no solo a la flora sino que también a la fauna, provocando muchas muertes en especies que se encuentran en peligro de extinción.

Desde aquí espero que la gente se anime a reciclar bien, separe los productos, no tiren basura al mar y sobretodo preservemos el medio ambiente. El planeta nos acabará devolviendo todo el mal que le estamos haciendo y eso no tardará en suceder.

Ya lo estamos viendo con las múltiples alteraciones climatológicas como son las sequías que hay en la costa mediterránea que estropean las pocas cosechas que quedan, los terremotos sufridos en todo el mundo siendo de mucha mayor virulencia, los tornados devastadores de los últimos cinco años sufridos por los EEUU y por Japón, las nevadas fuertes en EEUU, o los cambios que viven las pequeñas regiones que no tienen mucha alarma en los medios.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!