La verdad , solo la verdad y nada más que la verdad.

Enparalelo a la guerra sin cuartel entre Israel y Palestinos se mantiene una gran batallamediática en todos los medios de comunicación. Las armas empleadas en estabatalla son diversas, con un arsenal que comienza con la información objetiva,pasando por “verdades a medias” y acabando con mentiras descaradas. A mientender, normalmente nos encontraremos con los casos intermedios . ¿Por qué? Porque las mentiras son fáciles de detectar,mientras que hablar en nombre de laverdad objetiva es una privilegio de los filósofos.

Así que la propagandaestará situada normalmente en un punto medio. Y por ser de color gris, consutilezas, el análisis requiere cierto sentido critico a la hora de contemplarla información . En esta corta nota intentare enseñar un caso concreto como unaverdad a medias puede distorsionar la realidad.

Veamosel caso del denominado “ derecho a autodefensa”, frase que ambos adversariossuelen utilizar muy a menudo.

Comencemoscon Israel. Pues, a primera vista el derecho a defenderse, o la obligación deun gobierno a proteger a su población es lógico y aceptable.

Cronológicamentehablando, la operación “Acantilado Firme” (Su nombre en Hebreo) fue lanzadadespués que la población civil Israelí sufrió durante largas semanas ataques deraquetas y cohetes lanzados desde Gaza . Es cierto que estos ataques causaronpoco daño, pero eso se debe a la limitada capacidad y precisión del armamentoPalestino y a la existencia de tecnología punta de intercepción de estasamenazas.

Siguiendoesta lógica un Estado esta obligado a defenderse cuando sus ciudadanos correnpeligro : Pregunta el Premier Israelí “¿Qué haría Londres si un rincón del ReinoUnido fuese bombardeado? ¿Se quedaría de brazos cruzados? ¿Y Paris? O Madrid “ osea la “ Raison d´etre” de un Estado es protegera sus ciudadanos y eso es lo que Israel hace. Pues con esta argumentación en mente, elEstado de Israel lanza una ofensiva militar que por el momento ha causadocentenares de muertos y miles deheridos.

De todos modos, los Gobiernos Europeos , Árabes en general y hasta laONU se subscriben a esta teoría.

Puesaquí entra el sentido critico  La analogía entre Israel y el resto de paísesseria precisa si el narrador enseñase TODO el panorama. Sin embargo, elargumento de “derecho a autodefensa” omite una parte importante, los Palestinos. Esta población ( ap. 3,5-4 millones depersonas) sufren desde hace casi 50 años una ocupación militar Israelí, la maslarga de la historia moderna. Es cierto que desde hace aproximadamente 20 años existe ladenominada “ Autoridad Palestina”, pero aun así, el máximo soberano siguesiendo Israel: Es Israel quien define las reglas de juego, quien permite oprohíbe la entrada o salida de personas, mercancías, comunicaciones, o quien permitela expropiación de tierras y recursos para colonias Judías y mas.

Hastaen la mismísima Gaza, la “soberanía” Palestina es limitada. El bloqueo de lafranja con sus 1,8 millones de habitantes en 300 km2 es hermético en todos lossentidos, hasta tal punto que el PM Británico Cameron la describió como una“gran cárcel”  Sea el motivo que sea, quien bloquea es el soberano , Israel. Amo y Señor.

Volviendoa la analogía : Europa llevó a cabo su proceso de de colonización hace mas de50 años, y por lo tanto no esta en una situación en la cual algún ser humano lepueda reclamar su falta de derechos. Por lo tanto, la analogía y el uso del argumento de “autodefensa” esincompleto, errónea e hipócrita.

En estas circunstancias, hacer hincapié SOLO elderecho innegable de la población Israelí (sin tomar en cuenta a los Palestinos) a vivir en paz y en tranquilidad es delimitar la perspectiva, para no deciruna cosas mas graves. Los derechos humanos son universales incondicionales eirrenunciables, por lo tanto no puede existir motivo ninguno para ser negados,ni a Israelíes ni a Palestinos por el Soberano, el Estado de Israel. Y siexiste un problema de terrorismo creo en un Estado de derecho existen lasherramientas adecuadas para encarcelar y condenar a los criminales. Lo que está claro que un soberano no puedesometer una población entera a un estado de sitio por culpa de unos pocos.

Palestinos: poreste mismo motivo, el derecho a vivir en paz al que tanto aspiran ( y con razón) los Palestinos, no hay sitio para justificar el ataque indiscriminado conmisiles la población civil Israelí alegando“resistencia”, como si de la Segunda Guerra Mundial se tratase. Si la resistenciaPalestina tiene como objetivo político poner fin a la anomalía de su situación,el blanco de sus actuaciones debería serla mismísima causa de ésta, y no población ajena a su problema.

Independientementede una natural objeción a la violencia, en términos de “Real Politik”, elmargen de maniobra y las probabilidades de éxito son escasas dado el poderíomilitar Israelí.

Además, existen muchasformas de protestar, especialmente en el mundo moderno y no todas han de serviolentas. Si , por ejemplo, losPalestinos se oponen al bloqueo, por que no lanzarse en masa, pacíficamentecontra las vallas ¿ O bloquear las embajadas Israelíes en todas las capitales,24 horas al día, 7 días a la semana, para que se enteren de que va el bloqueo? ¿Por qué no llenar la red de fotos con las condiciones infrahumanas en las quese vive en Gaza? ¿Hay tanto para hacer sin causar daño y sin alimentar el ciclode odio y violencia?

No soyexperto en temas de comunicación, pero lo que tengo claro es que cualquierprotesta que pueda ayudar a normalizar la trágica situación del PuebloPalestino ( y en realidad , de los Israelíes también) ya de por si es un granlogro, y sea por el hecho que así se podrán salvar vidas humanas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!