ERC no se moja y se le ve el plumero. Al final Junqueras no ha tenido el valor de dar el puñetazo encima de la mesa y ante el escándalo originado por el ex presidente Jordi Pujol y el delito continuado de defraudación fiscal. Oriol Junqueras y su ERC han exigido sin apenas energía que se le retiren los privilegios como ex presidente de la Generalitat a Jordi Pujol pero apenas eso cuando moral y políticamente la situación deja a ERC en una posición de cínica ambigüedad.

Cualquier partido o formación política que se precie de tal, que se presente como alternativa al actual gobierno pero sobre todo si tienen un resquicio de ética y respeto al votante, ante este caso confesado por el ex presidente, al minuto de conocido los mismos, es cuestión de una reunión urgente de su ejecutiva y en una declaración unánime, reclamar la disolución de las cámaras catalanas e inmediato llamado a elecciones, el señor presidente de la Generalitat, Artur Mas ha perdido la confianza de su partido, de su pueblo y de todo aquel que tenga algo de sentido común.

Pero no, ERC no le retira el apoyo y se le ve el plumero, queda en evidencia que Mas no es nada sin el apoyo de ERC pero aún así no se mojan, algún motivo o interés desconocido obliga a que no le retiren la confianza a Mas. Queda claro que a pesar que la actuación de Pujol merece toda la condena, que es evidente que detrás de su confesión existen motivos de fondo totalmente ajenos a la "protección o auto lapidación" perpetrada por el señor Pujol.

El realmente perjudicado es el pueblo catalán que ve esfumarse la posibilidad de llevar adelante la consulta soberanista. Ahora bien, que ERC se oponga a que se cree una comisión de investigación argumentando que la propuesta efectuada por el PP al respecto obedece a un ataque chapucero contra el proceso soberanista ya no deja ningún lugar a dudas que los liderados por Junqueras no se corta un pelo a la hora de tapar o intentar la corrupción de CiU poniendo por delante el argumento de proteger la unidad nacional.

Pero vamos a ver ¿ ERC nos considera cretinos o qué? El mayor delito y el mayor cinismo que se puede ostentar es el escudarse detrás de la unidad nacional, detrás de la patria para, por si fuese poco su supuesto rival político pueda esquivar leyes y de ser posible, la justicia.

Intento ahora mismo imaginar al flamante jefe de la oposición española, el nuevo secretario general del PSOE en el lugar de ERC, si mañana Rajoy confiesa fraude fiscal, intento imaginarme en una sesión de gobierno oponiéndose a una investigación en nombre de la unidad de España.

Sería - y es - incompresible, que un líder de oposición mantuviera su negativa de investigación, pues lo haría (en este caso lo hace a ERC cómplice del delito de fraude fiscal) cómplice de delito, encima nada más y nada menos que de la mano de un ex presidente, de alguien que tuvo la responsabilidad de gobernar una comunidad que hoy pretende ser una nación.

¿Qué pretende ERC? ¿Borrón y cuenta nueva y recomenzar de cero como si nada hubiera pasado? Sería impensable construir una nueva nación con los cimientos impregnados de corrupción, de una complicidad cínica e incomprensible nada más y nada menos de la oposición. De hecho la actitud mantenida por Junqueras y su partido hace que se niegue a sí mismo como de izquierdas. Así de duro, así de sencillo.

Ante esta postura de ERC puedo permitirme decir que ante tal sarcasmo el sueño de una Cataluña independiente, transparente y plural es una utopía, que ERC es una doble mentira, es en realidad el matrimonio político, que defiende a su pareja, CiU, pues no mueve un dedo para luchar con un acto de corrupción continuado y encima traiciona sus ideales, sus principios, uno de ellos fundamental, pues ese delito nace en el mismísimo seno de su principal rival político.

Según Mas siente pena por el ex presidente, pues yo siento pena genuina por los centenares de miles de catalanes que soñaron y sueñan con una consulta, siento pena por que lejos de estar gobernados por personas que aman y defienden esta tierra. Pobre Catalunya, pobre su pueblo, en qué manos ha caído, ¿y esta gente pretende que confiemos en ellos para la construcción de una nación libre?

Dudo mucho que sean capaces tanto CiU como ERC de administrar a Catalunya sea esta miembro del estado español o un estado independiente, un partido que protege la corrupción, sea de izquierdas o de derechas, es incapaz de servir a la Patria, ERC debería de pedir la celebración de elecciones anticipadas y retirar de forma inmediata el apoyo a CiU.

Algo que no harán, escudados en el soberanismo, que como excusa ya hace tiempo que les ha caducado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!