“Hay Crímenes de pasión ycrímenes de lógica . La frontera que los separa es incierta. Pero el CódigoPenal los distingue , bastante cómodamente , por la premeditación. Estamos enla época de la premeditación y del crimen perfecto. Nuestros criminales no sonya esos muchachos desarmados que invocan la excusa del amor. Por el contrario,son adultos y su coartada es irrefutable : es la filosofía que puede servirpara todos, hasta para convertir a los asesinos en Jueces” ( Introducción al “ ElHombre Rebelde” ( A .

Camus) )

El asesinato a sangre fría de tres adolecentes encontrados sinvida antes de ayer ( 30/6/2014) es un crimen repugnante, un crimen perpetuado porpersonas cobardes que no pueden alegar ninguna causa razonable que justifiquesemejante horror.

Sin embargo, desde el primer momento que se toma nota delsecuestro ( 12/6/2014) , un asunto aparentemente particular se transforma encuestión de Estado, inmediatamente enlazado al inagotable conflicto Israelí/Palestino. En otras palabras, la tragedia privada de las familias y loschavales se transforma en un eventopolítico, y por lo tanto se ha de analizar también desde esta perspectiva.

Yohasta me atrevería a decir que estatragedia es un pequeño microcosmos que encapsula la tragedia a la que los dospueblos están sometidos desde hace décadas, una tragedia que ya ha devoradomiles de vidas humanas.

En primer lugar ,el escenario nos recuerda una vez mas lo complicado de la convivencia actual y lo difícil que será conseguir un arreglopolítico de separación (“ La solución de dos Estado”).

El secuestro demuestrala cercanía de las dos poblaciones, especialmente en los territorios ocupados.Las murallas físicas y los infinitos recursos que se dedican a separar /vigilarlas poblaciones no pueden evitar el hecho que dos sistemas de vida (en losterritorios ocupados) conviven en espacios físicos que su distancia en algunoscasos se puede medir en pocos metros. Esta intimidad es la que permite por unlado el dominio feroz, y somete a la población Palestina a situaciones de vida extremas,pero también facilita la ejecución de crímenes como este.

La gran preguntapolítica es si de esta intimidad surgirá una convivencia humana normal o se unsistema perverso de separación en un espacio tan reducido ( tal como existe hoyen día).

En segundo lugar cabe reflexionar sobre la actitud de las victimasy especialmente de su entorno social , padres incluidos . Ante todo se debemencionar que no cabe duda que las victimas no son culpables de los sucedido.Ahora bien, viajar de autoestop en zonasaisladas, donde transitan poblaciones hostiles no es aconsejable en ningunazona de conflicto. Sin embargo, parece ser que esta practica es bastantehabitual entre los adolescentes entre las poblaciones de colonos que carecen demedios de transporte publico.

Y si es habitual y común, es probablemente porque las personas mayores con vehículos lo permiten, o sea que los chavales teníanun permiso implícito para esta practica.

¿Y por qué los mayores apoyarían una practica tan arriesgada? Dondeesta la prudencia de los mayores? Pues , esta sí ya es una cuestión política. No es que los mayores quieran arriesgar las jóvenes vidas , pero elhecho que una población se mueva en una zona hostil ( tal como demostró el secuestro) es una especie de declaración de intenciones.Seria como decir “ Nosotros no tememosa nadie”… o “ Nada impedirá que llevemos aquí en nuestra tierra una vidanormal”.

Pues esta actitud seria lo que se espera en circunstancias normales,pero en los territorios ocupados hasta lo “normal “ es “ anormal”, y permitirque los chavales mantengan la apariencia de vida normal era demasiadoarriesgado.

Es más: considerando que la población Palestina no disfruta los mismos“privilegios” de transito libre por los infinitos limitaciones y bloqueos, la libertad detransito en los territorios ocupados pasa de ser de una mera practica normal a unmensaje de omnipotencia hacia las poblaciones sometidas a un casi estado desitio perpetuo. Es una actitud política de dominación que intensifica el riesgode un inicio de ciclo de violencia.

Lo trágico es que es probable que comodemostración de “normalidad” se le ocurra a algún iluminado seguir con laspracticas imprudentes de autoestop.

En tercer lugar y volviendo a la cita de Camus, el crimen es elresultado de un calculo frío, o sea había un motivo supuestamente “racional” detrás del crimen. En este caso ,esta claro que los criminales sabían lo que hacían, desde el aspecto táctico hastala esfera político (sino, ¿por qué no secuestraron adolescentes Palestinos?). Sinembargo, la frialdad del calculo parece ser que choca con una pared deirracionalidad. Citando a Klausewitz, si la guerra es la política en otrosmedios, que tipo de objetivo político perseguían estos criminales?

Pues, aquí topamos otra vez con la tragediaPalestina.

En casi 100 años de conflicto con el Sionismo e Israel , losPalestinos poco han logrado a través de la fuerza , sea militar o terrorista.No es una evaluación moral , sino es un hecho indiscutible: desde la revueltadel 1936, pasando por la guerra del 1948 y las posteriores conflictos bélicoscon los países Árabes e Israel solo en pocos casos la fuerza de por si haconseguido algo, pero el objetivo estratégico de la independencia Palestina aun queda pendiente. Por lo tanto, ¿si unaestrategia no funciona no seria lo suyo de hacer una cambio de rumbo?

Es más,independientemente de la cuestión moral, seguir con la misma estrategia deviolencia irracional, implica “jugar” en el campo donde el adversario ( Israel,unas de las fuerzas militares mas poderosas del mundo) tiene todas las ventajas. Si lo que pretenden los criminales conseguir es un objetivo político ( laemancipación del pueblo palestino), es que no saben medir fuerzas o quizá , enun intento a la desesperada, no les interese. La tragedia Palestina seguirá ….

Las vidas de los chavales asesinados ya no se pueden recuperar. Lotrágico es que otras vidas, de otros chavales de ambos lados siguen estando enjuego en esta tragedia.

Esperemos que estas vidas sirvan por lo menos parareflexionar y evitar otras tragedias en ambos lados.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!