Es verano y hace calor. Cada año, las altas temperaturas que se producen en la época estival se convierten en el tema estrella. Los periódicos, las radios, los informativos televisivos o Internet tienen cada día una noticia sobre el calor que se vive en Sevilla o un análisis de los termómetros. Este año, las temperaturas serán normales, según han informado desde la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

El verano es la época del año que concentra las temperaturas más elevadas, tal y como dice su definición.

La curva año tras año asciende y, además hay notables diferencias entre las regiones españolas. Así pues, hay más diferencia en Madrid que en Andalucía. Ya que, en este último lugar siempre tiende a hacer más calor.

Durante los últimos treinta años, según los datos aportados por la AEMET, los más calurosos han sido por orden: 2003, 2009, 2005, 2012 y 2006. La primera década de los 2000 batió muchos récords y, la ola de calor de 2003 tuvo una influencia del 8% del valor esperado de mortalidad en el estío, según un estudio científico de Eurosurveillance.

Siempre se miden las temperaturas más altas y, hay décadas en que puede haber tendencia a que haga más calor.

Este 2014 será un verano normal, aseguran los expertos en el tiempo. Hará calor pero nada que ver como el 2003, y este fresco que trae julio pronto quedará atrás. Los meteorólogos dicen que este año es el del Niño. Un fenómeno que aparece en Navidad. Se trata de un calentamiento que repercute en el aire de todo el planeta.

Ahora mismo, está en fase de crecimiento y, entre la segunda etapa de este 2014 y la primera del año que viene, habrá un impacto en la temperatura global. Los metereorólogos alemanes dicen que este verano será histórico en cuanto al calor, porque es el año del Niño.

Los tiempos han cambiado, el calor no. Ahora vivimos en un clima polar debido a los aires acondicionados, los de casa y el del coche. Antes, estos aparatos no existían y hacía el mismo calor. En los tiempos que corren no sabemos vivir sin ellos y, eso hace que el calor sea mucho más sofocante. Pretender crear un ambiente de frío provoca un gran contraste, ya que cuando se abandona el lugar con bajas temperaturas, el calor tiene un protagonismo mayor del que tenía.

Dicen los meteorólogos de más prestigio que, en cualquier caso no es noticia suficiente que en verano haga calor.

En muchas ocasiones parece que los informativos no tienen temas importantes para dar durante la época estival y llenan los espacios con noticias sobre el tiempo de verano. Cabe destacar que, en invierno ocurre a veces los mismo con las lluvias.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!