Dos atropellos mortales en la isla. El pasado viernes fallecía una chica de 42 años de edad que fue atropellada por un conductor ebrio mientras hacía footing. También, la tarde del lunes, una mujer de 61 años fue arrollada por otro conductor en estado ebrio.

Una mujer de 42 años fue atropellada en la Avenida Picasso de Palma mientras practicaba footing. El autor del atropello fue un hombre que en estado ebrio circulaba a gran velocidad y se subió encima de la acera. El coche la llevó encima del capó unos 20 metros y después la arrolló.

Acto seguido, el vehículo arrancó un árbol y después se estalló. Hasta el lugar del accidente se desplazaron agentes policiales y diversos sanitarios, que calificaron como crítico el estado de la joven. El autor del atropello tuvo lesiones leves y, dio positivo en la prueba de alcoholemia.

La otra víctima ha sido una mujer de 61 años de edad que fue arrollada este lunes sobre las 20:30 horas, cuando un conductor británico de 43 años, residente en Son Ferrer, Calvià, salió a gran velocidad del pueblo,  en un tramo donde sólo está permitido circular a 40 kilómetros.

Antònia Mascaró caminaba por el arcén, junto a la carretera, cuando el conductor se la llevó por delante. El coche la arrastró cincuenta metros sobre el capó, mientras arrancaba una farola, dos postes de hierro y colisionaba con cuatro vehículos que estaban estacionados. El conductor se dio a la fuga y, la víctima quedó tendida en el suelo en estado crítico. La Policia Local de Calvià pusó en marcha un dispositivo para encontrar al autor.

Una vez lo encontraron, le hicieron la prueba de alcohol y triplicó tasa permitida.

Prisión para los conductores

Ambos conductores están en prisión. El joven que atropelló mortalmente a la chica que estaba practicando footing por la Avenida Picasso el pasado viernes, fue detenido el sábado por la mañana, tras salir del hospital donde ingresó con heridas leves. El juez le ha decretado prisión sin fianza. 

La víctima se llamaba Margarita Albertí, una periodista mallorquina que trabajó en el Diario de Menorca y, actualmente estaba ejerciendo como tal en la revista Más Mallorca.

Su fallecimiento en dichas circunstancias ha causado mucha conmoción.

Por su parte, el hombre británico que atropelló a Antònia Mascaró, residente de Calviá, también ingresó en la prisión, poco después de que la víctima falleciera en el hospital a causa de las graves heridas producidas por el atropello. Mascaró fue la propietaria del restaurante Ca na  Cucó, un establecimiento muy conocido en el municipio de Calvià y, que estaba ubicado en la entrada. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!